IDENTIDAD SIRÍACA DEL LÍBANO - ܗܺܝܝܘܬܐ ܣܘܪܝܳܝܬܐ ܕܰܒܠܶܒܢܳܢ - PARTE 14/20:

Actualizado: 22 de nov de 2020

EPIGRAFÍA 1/2


Publicación y traducción al español por Maronitas.org con autorización y cortesía de Tur Levnon.


Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Presidente de la «Syriac Maronite Union-Tur Levnon»

Asociado de «maronitas.org»

Tomado del libro “Epigraphie Syriaque au Liban - vol 1”, Amine Jules Iskandar, NDU Press, Louayzé, Lebanon, 2008.


ܟܬܝܒ̈ܬܐ ܕܥܰܠ ܟܺܐܦ̈ܐ

INSCRIPCIONES SOBRE PIEDRAS


¿Por qué la epigrafía es importante para nuestra cultura e historia libanesa? ¿Y de qué se trata exactamente?


La epigrafía es el estudio de las inscripciones en material duro, principalmente piedras y rocas.


Los maronitas han dejado sus huellas por todo el Líbano, tallando sus letras siríacas, en iglesias, monasterios y en la roca nativa. En nuestra campaña epigráfica a través del Líbano, hemos reunido un conjunto de cien inscripciones siríacas que hemos clasificado en cuatro grupos. En este artículo presentamos dos de ellas, y en el próximo artículo presentaremos las otras dos.


Grupo 1: epígrafes históricos


El primer grupo reúne los epígrafes sin una forma particular. Pero nos proporcionan información histórica. Entre estos epígrafes están las inscripciones de la cueva fenicia de Aqoura, que se convirtió en la iglesia de San Pedro y San Pablo.


Aqoura

Una de sus inscripciones ha sido ilustrada en la Mission de Phénicie de Ernest Renan, antes de que desapareciera. Dice: Mor Estépanos Qsantine, que significa «San Esteban Constantino». Es una escritura estrangelo vertical. La iglesia de Mar Méma en Ehden, construida en 749, contiene un epígrafe fechado en 790. Muestra el mismo tipo de estrangelo irregular que podría ayudarnos a datar la inscripción de San Pedro y San Pablo en el mismo período. Estos epígrafes nos informan mucho sobre la edad de la iglesia y sobre la que la precede. La iglesia de San Jorge en Aqoura, por ejemplo, ha sido demolida y reconstruida completamente en estilo maronita del siglo XIX. El viejo epígrafe ha sido insertado en la pared de la nueva arquitectura. Está fechado en 1730, lo que significa que esta iglesia ya había sido reconstruida en el siglo XVIII.


Annaya

Otras inscripciones siríacas son más elaboradas como las del monasterio de San Marón en Annaya. Dentro de su iglesia encontramos una pila bautismal con una cruz de luz y el nombre de Jesús escrito en serto.


Ain Warqa

En Gosta, se encuentra el monasterio de Ain Warqa. Su iglesia dedicada a San Antonio tiene un epígrafe en la parte superior de su ábside. Su inscripción es muy significativa de la mentalidad siríaca de los maronitas, separada del mundo materialista. Solían ignorar los asuntos terrenales y buscar el reino de los cielos. Es un versículo bíblico de Mateo 19, 21, que dice:


én sové at gmiro lméhwo, zél, zavén qényonokh w hav lméskiné, w téhwé lokh simto bashmayo, w a botar. (Si quieres ser perfecto, ve, vende tus posesiones y dale el dinero a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo, entonces ven, y sígueme.)


Aquí y allá, en todo el Líbano, encontramos inscripciones siríacas maronitas grabadas en las piedras. El castillo de Saint-Gilles en Trípoli, por ejemplo, está lleno de inscripciones siríacas, principalmente epitafios traídos de un cementerio cristiano cercano y usados por los otomanos como simple mampostería. La mayoría de ellos están instalados al revés. Uno de ellos, sin embargo, podría ser una firma en lugar de un epitafio, porque está bien instalado como un dintel. Está fechado en 1737 y da el nombre de un tal Jorge hijo de Fayez. Otros ejemplos del castillo de Saint-Gilles son representativos de los epitafios importados como material de reutilización. Uno de ellos lleva el nombre del sacerdote Moussa. Como todos los demás de este castillo, es del siglo XVIII. Está fechado en 1754.


Biblos

En Biblos, San Juan Marco también fue construido por los cruzados. Su epígrafe está en la entrada lateral que fue restaurada en el siglo XVIII. Menciona el evento de la restauración y los nombres del Papa Pío VI, así como del Patriarca Maronita José Esteban. Está fechado en 1776. Notamos que sus letras son cada vez más pequeñas en las líneas inferiores, como si el escultor no hubiera manejado correctamente el espacio en la piedra. Sin embargo, si nos referimos a un libro de la escuela maronita de 1913, observamos que este mismo fenómeno se repite en el soporte de papel, como si fuera una tradición de los maronitas.


Mayfouq

Si dejamos la costa para subir hacia las montañas, a Nuestra Señora de Mayfouq, encontramos dos hermosos epígrafes en una trifora, o triple bahía.


A la izquierda, la inscripción de 1891, proporciona los nombres de los monjes que trabajaron en la restauración del monasterio. A la derecha, la inscripción está bajo una cruz, fechada en 1904, dice:

Lo purqono élo ba slivo

Wlo hayé élo bé

(No hay salvación sino por la Cruz

y no hay vida fuera de ella)


Grupo 2: glilo o epígrafes circulares


El segundo grupo a descubrir es el de los epígrafes circulares. Se llaman Glilo en siríaco, que significa círculo. Su importancia es fundamental para el mensaje teológico transmitido por el arte de las inscripciones con sus formas y símbolos. Esto se desarrollará en un artículo posterior.


Gosta

Nuestro primer ejemplo de Glilo o inscripción circular está en el monasterio de Mar Shalita, en Gosta y está fechado en 1670. Leemos en ella:

Téshbouhto l'Aloho

Etnih bqavro hono

Guewarguis Petros Patriarko d'Antiokia Morounoyé.

Mén bsébeel bashnay Moran Olaph w shét mo w shav'in

(Gloria a Dios

Descansa en esta tumba

Jorge Pedro

Patriarca de Antioquía de los Maronitas

Desde Bsébeel en el año del Señor 1670)


Tamish

Otro Glilo, o epígrafe circular, es del mismo año, también de 1670. Pero está en Nuestra Señora de Tamish. Muestra la misma pequeña cruz en la parte superior.


Maad

El Glilo del Monasterio de Maad está fechado en 1813. Este es el único ejemplo donde la caligrafía se curva para definir el círculo.


Aytou

Otro Glilo está en el monasterio de San Simón en Aytou. Está fechado en 1868. Parece una Hostia y contiene un crucifijo con la fecha y el nombre del monasterio. Dos personajes personifican el sol y la luna, la divinidad y la humanidad de Jesús.


Qornet Hamra

Nuestra Señora de la Pradera en Qornet Hamra tiene su epígrafe en ósmosis con el rosetón. Dentro de un círculo, encontramos la abertura, la cruz, la inscripción y las dos estrellas: el sol y la luna, representando de nuevo la divinidad y la humanidad de Jesucristo.


Mashmoushe

Nuestra Señora de Mashmoushe muestra el mismo efecto. La inscripción está mezclada con el rosetón y la cruz. El texto es también el mismo que en Qornet Hamra. Dice: "Quien elija ser un siervo de María, nunca probará la muerte".


Mazraat Yeshoua

Encontramos el mismo fenómeno una vez más, en San Marón en Mazraat Yeshoua. El Glilo reúne el rosetón, la cruz, el sol y la luna, así como la misma inscripción siríaca dedicada a María. La Divinidad y la Humanidad de Cristo están a los lados de la cruz.


Todas estas repeticiones nos informan de la existencia de una tradición que no podemos ignorar por más tiempo. Hay un tesoro de formas, de signos, de expresiones y mensajes que definen una cultura artística y teológica. Completaremos este conocimiento en el próximo artículo, con dos grupos más relativos a las inscripciones cuadradas y las cruces.


Syriac Maronite Union-Tur Levnon

También: Se puede ver el episodio (en inglés) en la serie de televisión como se transmite por Nour Al-Sharq Tv.

34 vistas

Entradas Recientes

Ver todo