top of page

Tres figuras clave que dan forma a la Iglesia Maronita en medio de la inmigración

En este examen exhaustivo, analizamos los papeles del obispo Stephen Héctor Doueihi, Paul Tabar y el padre Miled Abboud en la elaboración de la narrativa maronita en el contexto de la inmigración.


maronitas
Portada del Libro sobre Migración escrito por el obispo Stephen Héctor Doueihi

Por: Padre Jean-Maroun Helou, Ph.D.

Asociado de maronitas.org

Publicado el 30 de mayo de 2024


Obispo Stephen Héctor Doueihi (1927-2014)


El obispo Stephen Héctor Doueihi, nacido en Zghorta, influyó significativamente en la identidad de la diáspora maronita. Obligado a abandonar el Líbano tras enfrentarse a amenazas y ataques, sobre todo a raíz de la publicación de su artículo «Nuestra Iglesia cuestionada» en la revista Le Jour, la visión de Doueihi sobre la Iglesia Maronita evolucionó durante su estancia en el extranjero. El incendio de la oficina de la juventud en Zghorta para intimidarle no disuadió su misión.


Como sacerdote y más tarde como obispo, Doueihi elaboró una nueva perspectiva eclesiástica sobre la inmigración. Mientras que muchos líderes políticos y autoridades eclesiásticas del Líbano veían la inmigración de forma negativa, Doueihi, basándose en sus experiencias misioneras en el continente americano desde 1970 y en su profundo conocimiento de la religión y la historia maronitas, la veía como una oportunidad.


 Sostuvo que la inmigración transforma a la Iglesia Maronita de una institución localizada y constreñida por la geografía en una entidad global, comprometida con diversas culturas y etnias. Esta transformación, creía, exigía una profunda reestructuración de la Iglesia.


Durante una visita a nuestro seminario en 2003, compartió apasionadamente su visión, instándonos a abrazarla. En una entrevista realizada en 2012 en Batroun, habló de los retos que supone preservar las tradiciones maronitas y al mismo tiempo adaptarse a los nuevos contextos culturales, esforzándose por mantener el espíritu del Valle «Qannoubine» en el mundo moderno. Aunque se jubiló en 2004, su visión siguió dando forma a la Iglesia Maronita, inspirando obras eruditas e influyendo en los debates durante el Sínodo Patriarcal Maronita (2002-2004). Fue testigo del impacto de su visión en la transformación de la Iglesia en una institución más inclusiva y expansiva.


Paul Tabar


Paul Tabar, director del Instituto de Estudios sobre Migración y profesor de la Universidad Libanesa Americana, ha estudiado ampliamente la respuesta de la Iglesia Maronita a la migración. En su obra The Maronite Church in Lebanon: From Nation-building to a Diasporan/Transnational Institution, Tabar explora cómo ha evolucionado la Iglesia debido a la diáspora maronita. Tabar tiene en alta estima las aportaciones de Doueihi, que probablemente estimularon su interés por investigar la expansión de la Iglesia.


La investigación de Tabar destaca la transformación de la Iglesia Maronita en una institución «glocal», que conecta a las comunidades de la diáspora con la Iglesia madre del Líbano al tiempo que atiende las necesidades de los maronitas de todo el mundo. Históricamente, la relación de la Iglesia con los maronitas del extranjero se centraba en el apoyo financiero y político, pero la continua emigración la ha reconvertido en una entidad transnacional. La continua emigración de maronitas ha planteado nuevos retos, impulsando a la Iglesia a redefinir su papel y su presencia a nivel mundial. Tabar utiliza a la Iglesia Maronita de Australia como ejemplo de esta transformación, ilustrando cómo la Iglesia se ha adaptado para servir a sus comunidades dispersas, manteniendo al mismo tiempo sus valores y tradiciones fundamentales.


P. Miled Abboud


El P. Miled Abboud, también de Zghorta, pasó 15 años como misionero en Alemania y los Países Bajos, donde se doctoró. Un resultado significativo de su misión es la publicación de su libro The Theology of Immigration between the Past and the Present. Su libro trata el caso de la inmigración en un contexto europeo, ofreciendo una rica perspectiva teológica y un profundo análisis de la visión de la Iglesia católica sobre la inmigración y su papel en el fomento de una cultura de acogida y aceptación en las sociedades de acogida.


La obra de Abboud aborda los retos a los que se enfrentan los cristianos de Oriente Medio en las sociedades seculares, haciendo hincapié en la necesidad de preservar las creencias religiosas en medio de la adversidad. Analiza la tensión entre asimilación y discriminación, y cómo la inmigración puede fomentar una cultura de diversidad y aceptación. Según Abboud, la inmigración ofrece una oportunidad para que las iglesias divididas de Oriente Próximo se unan y preserven su fe en nuevos contextos. Considera esta inmigración como un llamamiento para que estos inmigrantes permanezcan apegados a la esencia de su religión, más que a sus aspectos sociales. Abboud identifica retos clave para los inmigrantes, como mantener el diálogo frente a enfrentarse a la discriminación, equilibrar la asimilación con la preservación de la identidad y mantener la dignidad personal frente a las presiones de la comunidad. Sus ideas sugieren que la inmigración puede ser una oportunidad para construir un mundo mejor basado en la diversidad, el respeto y el Estado de derecho.


Conclusión


El enfoque visionario del obispo Doueihi, las reflexiones intelectuales de Tabar y las experiencias prácticas de Abboud ofrecen colectivamente una comprensión global de la respuesta de la Iglesia Maronita a la inmigración. Para construir una Iglesia Maronita global, todas las partes interesadas deben compartir una visión unificada y trabajar en colaboración, adoptando la flexibilidad y la apertura al Espíritu Santo. Esto requiere un cambio significativo en la mentalidad tanto de los líderes como de los congregantes, alejándose de la agrupación y el control para adoptar un enfoque más inclusivo y expansivo, que en última instancia conduzca a una Iglesia Maronita más dinámica y conectada globalmente.

13 visualizaciones

Comments


bottom of page