SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

c | Marzo 02

SAN JUAN MARÓN, PRIMER PATRIARCA MARONITA (S. VII-VIII)

San Juan Marón (ca. 628-707) nació o en Sirmaniyah (سرمانية) o en Sarmin (سرمين | Sarum), ambos pueblos están ubicados al sur de Antioquía (en la actual Siria). Lo más probable es que Sarum haya sido su lugar de nacimiento. Su padre fue Agatón de Alidipas, sobrino, por parte de su abuelo paterno, del príncipe francés Carloman (fl. ca. 650 | nota: no confundir con el hermano de emperador Carlomagno ca. 747-814) quien había llegado de Francia a Antioquía en tiempos del Imperio Bizantino o durante la guerra entre árabes y bizantinos (siglo VII), y su madre fue Anohamia. Tuvo una hermana (desconocemos el nombre) y dos sobrinos (Cirio y Abraham). Se le conocía como Juan el Sarumita (en relación a Sirmaniyah o a Sarmin).

Su educación primaria la realizó en Antioquía en donde aprendió griego, y después se fue a estudiar al Monasterio de san Marón (ܒܶܝܬ ܡܳܪܘܢ, Beit Marón) en Apamea (actual zona arqueológica de la actual ciudad Qal’at al-Madiq [قلعة المضيق], al noroeste de Siria), en donde estudió gramática, matemáticas, sagradas escrituras y ciencias naturales. Luego marchó a Constantinopla para profundizar en el griego y estudiar patrística. Fue ahí, mientras residía en Constantinopla, cuando sus padres murieron; por lo que regresó a Antioquía para ingresar, junto con su sobrino Ciro, nuevamente al Monasterio de san Marón (ܒܶܝܬ ܡܳܪܘܢ, Beit Marón), pero ahora para preparase para la vida religiosa. Fue un monje muy brillante y sobresaliente en su inteligencia y en su disciplina, amado por los suyos y ejemplo de santidad para la comunidad. Fue ordenado sacerdote (ca. 659), y se dedicó a la misión, convirtiendo a muchos a la fe católica.

En el año 676 fue consagrado obispo de Batroun (Líbano), una importante ciudad fenicia ubicada entre Tripolí y Biblos con la encomienda de preservar la fe católica en Monte Líbano por encargo del papa Diosdado II (fl. 672-676). Durante ese año, además de la muerte del papa y de la elección de un nuevo papa, Dono (fl. 676-678), los Mardaítas (tb. llamados Yaráyimas | i.e.: los católicos maronitas calcedonianos de Asía Menor), con su fuerza militar defendieron al imperio bizantino contra las invasiones árabes en toda la región del Monte Líbano y el norte de Siria hasta Jerusalén (Dau, 1890).
La defensa de Bizancio y el nombramiento de san Juan Marón como obispo, no fue una coincidencia: fue san Juan Marón quien encabezaba esta defensa de la fe católica, por lo que su nombramiento le daba autoridad para dirigir la campaña en favor de la libertad e independencia con respecto a los omeyas musulmanes, quienes intentaban imponer su fe y su dominio bajo la consigna أسلم تسلم (aslam taslam, “acepta la seguridad”, i.e.: sométete. Dios, es decir, acepta el Islam] y obtendrás la salvación”). Al lograr el triunfo sobre lo omeyas, los maronitas pudieron establecerse en las montañas del Líbano y constituir una comunidad.

Esta comunidad se fortaleció cuando san Juan Marón fue elegido Patriarca de Antioquía y de todo el Oriente entre el año 685 y el 686. Esta elección fue la culminación de un largo proceso monástico, nacional, político, cultural y militar que daría origen a un país, el Líbano; pues el Líbano, así, se estableció y se consagró como una nación y como la tierra religiosa de los maronitas, siendo la cabeza de ello el patriarca san Juan Marón y sus sucesores (Dau, 1890). Su confirmación patriarcal la recibió en Roma del papa San Sergio I (fl. 668- 701).

El patriarca san Juan Marón estableció su sede patriarcal primero en Antioquía y en el Monasterio de san Marón (ܒܶܝܬ ܡܳܪܘܢ, Beit Marón), y después, cuando la situación bélica lo impidió, en el monasterio de san Marón en Kfarhai (Batroun, Líbano), a donde hizo traer de Apamea una reliquia (el cráneo) de san Marón († ca. 410) para colocarla en el altar de la capilla de su patriarcado.

San Juan Marón no fue sólo un líder nacional, sino un santo de gran amor a Dios y al prójimo, y a la Iglesia y al papa. Enseñó la sana doctrina, convirtió a herejes y pecadores, confortó a los pobres y enfermos, pasaba largas horas de oración, sufrió con garbo sobrenatural persecuciones, y escribió libros para evangelizar y dar buena formación (“Sobre la Fe”, “Sobre el Sacerdocio” y “Cuestiones sobre los Monofisitas”, ambos escritos en arameo), y redactó también una anáfora (conocida como la Anáfora de san Juan Marón, aún en uso en la liturgia maronita hasta el día de hoy) para celebrarse en la misa durante una terrible plaga que vivió el Líbano y todo el Cercano Oriente en el año 685 para pedir por la salud de los enfermos y rogarle a Dios que aplacara la pandemia.

Falleció el 9 de febrero del año 707 en Kfarhai (Batroun, Líbano).

Fuente: www.maronitas.org
https://www.maronitas.org/scripta/juan-maron%2C-san.

Otros Santos para hoy

SANTA ANGELA DE LA CRUZ, VIRGEN

Nació en Sevilla en 1846, eligió la vida religiosa después de una visión: al lado de la Cruz de Jesús, ve una cruz vacía. Es la suya. En 1875 funda las Hermanas de la Compañía de la Cruz, particularmente atentas a los enfermos, con el lema: «Hacerse pobre con el pobre para llevarlo a Jesús».

Fuente: VaticanNews

The Hidden Pearl

Go to link