ARRODILLARSE, NO.

Por: Alberto Meouchi

Como signo de la gran alegría en Cristo Jesús, alegría expresada con las palabras αγαλλίασις (agalíasis) o ܪܘܰܙ (rwaz), la liturgia maronita prescribe a los fieles el No Arrodillarse en ningún momento durante la celebración Eucarística, ni siquiera en la parte correspondiente a la Consagración del pan y del vino.

Este gesto litúrgico lo explica Tertuliano (c. 160-c. 220) afirmando que en los domingos estaba prohibido arrodillarse, ya que esta postura, al ser considerada sobre todo como gesto penitencial, parecía poco oportuna en el día de la alegría. El papa san Juan Pablo II en su Carta Apostólica Dies Domini (1998) explicando el hecho de permanecer de pie y No Arrodillarse durante la misa maronita dice: “esto era muy destacado en la práctica litúrgica, mediante la selección de gestos apropiados” (n. 55).

Otro argumento del gesto litúrgico de No Arrodillarse en la consagración durante la Misa Maronita viene en razón del ejemplo dado por la Santísima Virgen María, quien, según la tradición, permaneció de pie junto a la Cruz del Redentor (cf Jn 19, 25).

También este gesto es para emular a san Marón († ca. 410) que permanecía de pie todo el día en señal de penitencia.

Bibliografía:

JUAN PABLO II, Carta Apostólica sobre la Santificación del Domingo «Dies Domini», Ciudad del Vaticano: Editrice Vaticana, 1998. La cita está tomada del n. 55 y en ella se cita: Proclamación diaconal en honor del día del Señor: véase el texto siriaco en el Misal según el rito de la Iglesia de Antioquía de los Maronitas (ed. en siriaco y árabe), Jounieh (Líbano) 1959, 38. / V, 20, 11: ed. F.X. Funk 1905, 298; cf. Didaché 14, 1: ed. F.X. Funk, 1901, 32; Tertuliano, Apologeticum 16, 11: CCL 1, 116. Véase en concreto Epístola de Bernabé, 15, 9: SC 172, 188-189: " He ahí por qué celebramos como una fiesta gozosa el octavo día en el que Jesús resucitó de entre los muertos y, después de haber aparecido, subió al cielo “. / Tertulianos, por ejemplo, nos informa que en los domingos estaba prohibido arrodillarse, ya que esta postura, al ser considerada sobre todo como gesto penitencial, parecía poco oportuna en el día de la alegría: cf. De corona 3,4: CCL 2, 1043.m/ Ep. 55, 28: CSEL 342, 202.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org



© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano