ASSEMANI, JOSÉ SIMÓN.

Por: Alberto Meouchi

Jose Simón Assemani (1687-1768) fue un erudito polímata maronita, custodio de la Biblioteca Vaticana (Roma) y obispo titular de Tiro. Nacido en Hasroun (Líbano) el 27 de julio de 1687 y recibió el epíteto, por su labor intelectual, como el “Gran Assemani”.

Desde muy joven fue un destacado alumno del Colegio Maronita de Roma. Llegó a la Ciudad Eterna en 1703 a la temprana edad de dieciséis años. Y por su brillantez fue trasladado a la Biblioteca Vaticana, graduándose con honores en 1709 (en ese momento había escrito ya tres serios ensayos sobre la gramática y la teología siríacas).

El papa Clemente XI (fl. 1700-1721) al descubrir el talento de Assemani le encargó catalogar los primeros manuscritos cristianos que había hecho traer en 1707. En 1710 Assemani trabajó como escriba de manuscritos orientales, traductor de idiomas árabes y siríacos, y asesor de la Congregación para la Revisión y Reforma de los Libros Litúrgicos de los Ritos Orientales, y fue ordenado sacerdote el 21 de septiembre de ese mismo año. En 1711 se hizo birritual (rito maronita-rito latino). Y de 1715 a 1717 realizó una expedición al Cercano Oriente comenzando por Egipto en el desierto de Nitrian (en دير السريان, Deir al-Suryan) para buscar manuscritos valiosos, recolectando cerca de 150 mss. que llegarían a formar parte de la Biblioteca Vaticana con el nombre de Bibliotheca Orientalis (Biblioteca del Oriente).

En 1735, el Papa Clemente XII (fl. 1730-1740) lo envió al Líbano, donde lo representó en 1736 en el Sínodo Maronita de Monte Líbano, que sentó las bases de la moderna Iglesia Maronita. Del Líbano regresó a Roma con una colección aún más valiosa, porque encontró la oportunidad de coleccionar obras aún más antiguas. Esta vez trajo alrededor de 2,000 obras, y la más importante de ellas fue el Codex Assemanius, un evangelio que encontrado en Jerusalén. Más tarde jugó un papel importante en la mediación de varias crisis en la jerarquía de la Iglesia Maronita, en virtud de su influencia en Roma y su conocimiento de la Iglesia maronita.

En 1739 se convirtió en el primer bibliotecario de la Biblioteca del Vaticano. También fue nombrado por Carlos I de España (i.e. Carlos III de Nápoles [1500-1558]) como el cronista oficial del Reino de Nápoles.
Fue nombrado obispo el 1 de diciembre de 1766 y consagrado arzobispo titular de Tiro el 7 de diciembre de 1766 por el cardenal Henry Benedict Stuart (1725-1807), Duque de York y obispo titular de Frascati; sus co-consagrantes fueron su sobrino mons. Esteban Evodio Assemani (1711-1782), obispo titular de Apamea en Bitinia, y mons. Nicholas-Xavier Santamarie (fl. 1726-1776), obispo titular de Cirene. Murió en Roma el 13 de enero de 1768. Parte de su trabajo se perdió en su departamento durante un incendio ocurrido el 30 de agosto de 1768.

Su obra Bibliotheca Orientalis, se basa en gran medida en los mms. de Deir al-Suryan, que compiló en cuatro volúmenes (1719-28; repr. 1975, con 'Postface' por J.M. Sauget; y 2002). En palabras de Sebastian Paul Brock «esta fue la primera historia europea de la literatura siríaca, y sigue siendo un recurso importante incluso hoy en día, gracias a los numerosos y extensos extractos de textos siríacos. Los volúmenes están dispuestos de la siguiente manera: I, autores ortodoxos (es decir, calcedonios); II, escritores ortodoxos sirios; III.1, literatura de la Iglesia de Oriente, y III.2, historia de la Iglesia de Oriente. (III.1, 3-362 contiene una edición anotada del catálogo de versos de autores sirios por ‘Abdisho). El catálogo en tres volúmenes de los mss. hebreos y sirios de la Biblioteca Vaticana también fue compilado por él junto con su sobrino Esteban Evodio Assemani (1756-9; los mss. sirios se describen en los vols. 2-3). También fue el editor de los tres volúmenes de textos griegos atribuidos a san Efrén de Nísibe (1732, 1743, 1746; los tres volúmenes siríacos fueron editados por P. Mubarak). Una lista de su extensa producción literaria publicada fue elaborada por A. Mai, en Scriptorum Veterum Nova Collectio III.2 (1828), 165-68; en ella se incluyen las numerosas obras que quedaron inéditas o inacabadas a su muerte (había previsto varios volúmenes más de la Bibliotheca Orientalis); algunas de ellas se publicaron a título póstumo (por ejemplo, su monografía sobre los patriarcas de Antioquía, 1881), mientras que otras perecieron en un incendio varios meses después de su muerte. La Ms. Vat. Syr. 389 es una gramática siríaca autógrafa (1707)» (Brock, 2011).

Bibliografía:

BROCK, Sebastian Paul, «Assemani, Stephanus Evodius (1711-1782) [Maron.]», en BROCK, Sebastian P., BUTTS, Aaron M., KIRAZ, George A., ROMPAY, Lucas van, Gorgias Encyclopedic Dictionary of The Syriac Heritage, Piscataway, NJ, USA: Gorgias Press, 2011.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org



© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano