top of page

Mausoleos del Monte Líbano

Los mausoleos más antiguos son compactos e introvertidos. Poco a poco, asistimos al desarrollo de una galería en la fachada principal. Este proceso de aligeramiento ha alcanzado inmediatamente al conjunto de esta arquitectura, que persevera en su búsqueda de apertura y transparencia total hasta convertirse en un dosel. Eliminados sus muros, el mausoleo con su peristilo calado presenta la pirámide en su relación única con la cúpula. Esta última define, ahora, el espacio sagrado y establece su verticalidad.


maronitas

Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Syriac Maronite Union-Tur Levnon

Asociado de maronitas.org

Escrito para Ici Beyrouth

Publicado el 25 de marzo de 2023


Las laderas del Líbano están salpicadas de estos edículos de piedra adornados con una cúpula, majestuosamente encaramados a un acantilado o tristemente perdidos en la salvaje urbanización de la montaña. Estos mausoleos, como los cipreses, los pinos, los campanarios, los terraplenes, los monasterios y las casas de tres naves, son característicos del paisaje libanés.


Relativamente similares en materiales, volumetría y dimensiones, sus estilos se declinan en una multitud de valores, entre la masa y la ligereza, el misterio y la transparencia. Como toda arquitectura, estos testimonios hablan de una cultura, de una espiritualidad, de una relación con la vida y, sobre todo, con lo que hay después de la vida. Los primeros modelos, ya sean drusos o cristianos, consisten todos en cubos de sillería, con una puerta y pequeñas ventanas y rematados con una cúpula. Nada distingue la filiación confesional en esta tipología, salvo una cruz que remata el conjunto. En el centro, bajo la cúpula, hay una pirámide de piedra con escalones.


El mausoleo druso


El ejemplo druso remata la pirámide con una doble estela, a veces caligráfica, de acuerdo con la tradición musulmana. Entre los cristianos, en cambio, la pirámide suele estar coronada por una cruz. Sin embargo, en casos más raros, como en Gosta, se pueden encontrar modelos idénticos a las estelas drusas. Estos ejemplos se encuentran al aire libre o en el interior de mausoleos de carácter particularmente levantino. En el sur del país, entre Marjayoun y Jezzine, estos monumentos abovedados, o al menos sus emplazamientos, se remontan a la tradición del Antiguo Testamento.


Iglesia de San Charbel
El mausoleo cristiano de Gosta, con una pirámide coronada por una estela doble según los ejemplos de la tradición drusa ©Amine Jules Iskandar

Esoterismo, misticismo y humildad están en el origen de las formas y el concepto arquitectónico de los mausoleos drusos. Al visitarlos, el pensamiento parece dibujarse en un movimiento giratorio que lo sitúa en órbita alrededor de la pirámide, evocando un universo espiritual. La calidad arquitectónica se ve reforzada por una gran calidad emocional, canalizada a través de la pureza y sencillez del espacio.


parroquia de san chabel
Mausoleo druso de los príncipes Abillama en Mtein. ©Amine Jules Iskandar

La planta cuadrada, supuestamente estática, se dinamiza con la introducción del elemento central. El movimiento giratorio se intensifica con un empuje vertical debido a la complementariedad del objeto en pie (la estela) y el espacio superior creado por la cúpula. Todo ello, junto con el simbolismo de la pirámide que porta la estela, se convierte en una arquitectura de relación con el más allá, tal y como lo conceptualiza la religión unitaria (Din al-Tawhid), percibida también como «escuela de sabiduría», por citar a Kamal Joumblatt.


#sancharbel
Pirámide del mausoleo druso de Broumana. ©Amine Jules Iskandar

La pirámide


Es el cementerio druso-cristiano de Baadaran el que mejor expresa la intensidad de los intercambios culturales que tuvieron lugar entre las dos comunidades del Monte Líbano. Aquí, las pirámides albergan indistintamente a los muertos drusos y cristianos bajo los grises escalones de piedra. No hay diferencia, salvo la cima de cada una, coronada por una cruz cuando son cristianas, y por estelas geminadas cuando son drusas.


En los casos en que la pirámide cristiana se completa también con una estela doble, nada la distingue de la tumba drusa, salvo los motivos grabados en ella. Las pirámides cristianas están decoradas con cruces y cálices, mientras que las estelas drusas están ilustradas con entrelazos y caligrafía árabe. Para ambas comunidades, el simbolismo es el mismo: una pirámide para la ascensión del alma y una cúpula para el Orbis Romanus (el universo infinito y eterno) heredado de los bizantinos.


De lo introvertido a lo extrovertido


El mausoleo druso, en su dialéctica esotérica bañada de misticismo oriental, alberga una arquitectura cerrada y misteriosa, tan delicadamente manifestada por los Abillama de Mtein y Broumana.


Bechara Pedro Rai
Dos mausoleos sobre la cueva de San Jorge en Kaslik. A la derecha, el modelo introvertido de estilo druso, rematado por una cruz. A la izquierda, la primera fase de la apertura del mausoleo cristiano en una sola fachada. ©Amine Jules Iskandar

El modelo cristiano también partía de una forma cerrada e introvertida similar al prototipo druso. Esto puede verse en el ejemplo anterior de la cueva de San Jorge en Kaslik. Su identidad cristiana sólo se revela por la cruz que domina su cúpula. Poco a poco, en el mausoleo vecino, suspendido del acantilado, vemos el desarrollo de una galería calada en la fachada principal, en el lado aguas abajo. Ésta se abre en arcadas, mientras que las demás fachadas permanecen similares al ejemplo druso.


Sin embargo, este proceso de aligeramiento no tardó en afectar a todo el monumento. La arquitectura cristiana perseveró en su búsqueda de apertura y transparencia total hasta convertirse en una columnata. El mausoleo cristiano con su peristilo calado, despojado de sus muros, adquiere el aspecto de un baldaquino. Como en San Daniel de Hadat en el Qadishah, escenifica la pirámide en su relación única con la cúpula. Esta última define ahora el espacio sagrado y erige la verticalidad mediante su diálogo con la pirámide.


Bechara Pedro card. Rai
El mausoleo con baldaquino extravertido, cerca de la iglesia de San Daniel en Hadat-Gebbé. ©Amine Jules Iskandar

Una arquitectura de síntesis


La intención arquitectónica tiene sentido; nunca es gratuita. Sólo lo es su destrucción. El mausoleo-capilla de los Abillama a la entrada de Bikfaya, hoy demolido, era un manifiesto de la identidad arquitectónica libanesa. Tras su conversión al cristianismo, los príncipes Abillama trataron de expresar sus nuevas afinidades en su arquitectura. Su serrallo de Bikfaya recibió una capilla, ventanas tripartitas de influencia palladiana y un sarcófago romano empotrado en la escalera de entrada.


Bestara Boutros Al-Rahi
El mausoleo de los príncipes Abillama en Bikfaya, hoy demolido. Encarnaba en su vocabulario arquitectónico la transición de la tradición esotérica drusa a la transparencia cristiana. ©Qadiman

También decidieron abrir el mausoleo por su fachada principal, siguiendo el modelo grecorromano prostyle (con una columnata en la parte delantera). A diferencia del ejemplo de Kaslik, donde la galería delantera es abovedada, lo que da lugar a arcos, el monumento de Bikfaya es clasicista. El arquitecto tomó la forma y los detalles de Nuestra Señora de las Columnas, que se construyó en Bziza en un antiguo templo próstilo, tetrástilo (con cuatro columnas) y perteneciente al orden jónico. Según este concepto, la galería frontal de Bikfaya se convirtió en un verdadero pronaos, introduciéndonos en la naos-cella de la parte cerrada en capilla.


Mediante el uso de columnas jónicas coronadas por un entablamento y un frontón, los Abillama no sólo reproducían la imaginería de la Iglesia Maronita latinizada, sino que también rendían homenaje a la herencia helenística del país y a su cultura intrínsecamente occidental. La complementariedad es sorprendente con el espíritu arcaico que emana de la austera y cúbica parte trasera. Mientras que la parte delantera declara su identidad mediterránea, la trasera, dominada por la cúpula tradicional y su cruz de piedra, resuena con la espiritualidad maronita y su milenario canto siríaco.


 

Para leer el texto original en francés: Les mausolées du Mont-Liban


Para leer el texto en inglés: En preparación por SyriacPress

25 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page