#santosmaronitas
#santosmaronitas

SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

b | Febrero 27

Santos

SAN THALASSUS (tb. SAN TALASIO, SAN TALASO, SAN TALAOS) y SAN LYMNIA (o SAN LIMNAEUS, SAN LIMNEO), , ERMITAÑO Y CONFESOR, DISCPIPULO DE SAN MARÓN (s. V)

san dimas el buen ladrón

San Talasio fue un discípulo de san Marón que es mencionado en la Historia Eclesiástica de san Teodoreto de Ciro. Se sabe que vivía a la intemperie expuesto a las inclemencias del clima, o sea que, al igual que san Marón, vivía la espiritualidad de la "hipaítria". Es citado junto con el ermitaño san Limneo, también discípulo de san Marón.

Limneo fue primero un estudiante de Talasio "un hombre adornado con muchas otras buenas cualidades, pero superando a los hombres de su tiempo en simplicidad de carácter, gentileza y modestia de espíritu").

Con Talasio vivió en una zona al sur de Tillima en la región de Ciro, luego se convirtió en discípulo de san Marón y más tarde se retiró a la cima de una colina sobre Targalla.

San Teodoreto escribe:

«En su coro [Thalassius] se inscribió Limnaeus, ahora celebrado por todos. A una edad muy temprana entró en esta escuela de lucha y recibió una buena educación en esta consumada filosofía. Al principio, conociendo la traición de la lengua, le impuso una regla de silencio cuando aún era adolescente, y continuó durante el mayor tiempo posible sin decir nada a nadie. Cuando recibió suficientemente la enseñanza del anciano piadoso y se impresionó con su virtud, se acercó al gran Marón, que recordamos más arriba, al mismo tiempo que el piadoso Santiago. Después de cosechar mucho beneficio de allí otra vez, y abrazando con entusiasmo la vida al aire libre, se dirigió a otra colina, situada encima de un pueblo llamado Targalla»


Fuente: maronitas.org

Otros Santos para hoy

SAN FAUSTINIANO, OBISPO DE BOLONIA (s. IV)

san dimas el buen ladrón

La tradición lo quiere como el segundo obispo de Bolonia. Con su valiente predicación fortaleció e hizo crecer las comunidades cristianas, a pesar de las persecuciones del emperador Diocleciano a principios del siglo IV. Exhortó a los creyentes a vivir y profesar su fe, a costa de pagar con la vida.

Fuente: VaticanNews