SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

b | Febrero 28

SANTAS MARANA Y CYRA, DISCÍPULAS DE SAN MARÓN (s. V)

San Marón no sólo tenía discípulos que emulaban su camino ascético, sino también estudiantes vírgenes que prescindían de la compañía de la gente y se consagraban al culto y a la austeridad, en una vida de reclusión y silencio.

Entre estas vírgenes ermitañas estaban Marana, Cyra y Domnina (esta última se celebra su memoria litúrgica el 1 de marzo).

San Teodoreto, en su Historia de los monjes siríacos escribe:

«Después de registrar el modo de vida de los hombres heroicos, creo que es útil tratar también a las mujeres que han luchado no menos sino más; porque son dignas de una alabanza aún mayor, cuando, a pesar de tener una naturaleza más débil, muestran el mismo celo que los hombres y liberan a su sexo de su desgracia ancestral».

Después de hablar de Domnina, Teodoreto añade:

«En este punto trataré de Marana y Cyra, que han derrotado a todos los demás en las competiciones de resistencia. Su patria era Beroea, su estirpe la gloria de su patria, y su crianza apropiada para su estirpe. Pero despreciando todo esto, adquirieron un pequeño lugar frente al pueblo, y entrando en él, tapiaron la puerta con arcilla y piedras. Para sus ayudantes, deseosas de compartir esta vida con ellas, construyeron una pequeña vivienda fuera de este recinto, y en ella les dijeron que vivieran. A través de una pequeña ventana vigilan lo que hacían, y repetidamente las invitaban a la oración y las inflamaban con el amor divino. Ellos mismos, sin casa ni choza, abrazaban la vida al aire libre.

»En lugar de una puerta se ha construido una pequeña ventana para ellos, a través de la cual toman la comida que necesitan y hablan con las mujeres que vienen a verlos. Para estos encuentros se ha establecido el ciclo de Pentecostés; durante el resto del tiempo abrazan la vida de soledad. Y es Marana también quien habla con los visitantes; nadie ha oído hablar al otro.

»Llevan hierro, y cargan tanto peso que Cyra, con su cuerpo más débil, se inclina hacia el suelo y es incapaz de enderezar su cuerpo. Llevan mantos tan grandes que se arrastran por detrás y literalmente cubren sus pies y por delante caen hasta el cinturón, literalmente escondiendo al mismo tiempo la cara, el cuello, el pecho y las manos (...)

»En este modo de vida han completado no sólo cinco, diez o quince años, sino cuarenta y dos años; y a pesar de haber luchado durante tanto tiempo, aman su esfuerzo como si acabaran de participar en los concursos. Por contemplar la belleza del Esposo, soportan el trabajo del curso con facilidad y alegría, y siguen adelante para llegar a la meta de los concursos, donde ven al Amado de pie y señalando la corona de la victoria. Por eso, al sufrir los asaltos de la lluvia, la nieve y el sol, no sienten dolor ni angustia, sino que de aparentes aflicciones cosechan alegría de corazón (...). Ya que con tal forma de vida han adornado el sexo femenino, convirtiéndose en modelos para otras mujeres, serán coronadas por el Maestro con las coronas de la victoria (...)».


Fuente: www.maronitas.org

Otros Santos para hoy

SAN ROMANO, ABAD (s. V) | SAN HILARIO, PAPA (s. V)

San Romano, abad
Ermitaño del siglo V, viajó al macizo del Jura en Francia con su Biblia y herramientas en su espalda. Alcanzado por su hermano Lupicino, dio vida en Condat a su primera comunidad monástica. Dócil y tolerante, la tradición lo recuerda por el abrazo y la milagrosa sanación de dos pobres leprosos.

____

San Hilario, papa
Fue legado de san León I Magno en el Concilio de Éfeso donde se enfrentó al monofisita patriarca alejandrino Dióscoro. Buscó dar soluciones a las disputas doctrinales con las Iglesias Orientales. El embellecimiento de la Basílica de Letrán se debe a él. Fue sepultado en San Lorenzo al Verano.