SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

c | Marzo 10

SAN OXENSIO DE CILICIA (u OKSINIUS o ASENCIO), OBISPO († 350)

Este santo fue soldado del rey Licinio. Un día, el rey entró en un huerto, vio un delicioso racimo de uvas y ordenó a su soldado Oxensio que lo recogiera, y ordenó que se lo presentara al dios Baco, que estaba erigido en el huerto.

Y el santo le dijo: "Dios no permita que haga esto mientras sea cristiano".

El rey se enojó con él y lo expulsó de su servicio.

Entonces Oxensio se instaló de inmediato en el área de su soldado y dejó su armadura alegremente, y ascendió al mundo, solo en el desierto, trabajando en oración, hasta que su generosidad se hizo famosa y su santidad fue grande.

Fue ordenado sacerdote, luego fue elegido obispo de la ciudad de Al-Musayyah, Cilicia. Así que su rebaño se consagró, hasta que se durmió en el Señor alrededor del año 350.

Fuente: www.maronitas.org

Otros Santos para hoy

SAN AGATÓN, PAPA († 681) | SAN SIMPLICIO, PAPA († 483)

San Agatón
San Agatón, que había nacido en Sicilia de una familia griega, se distinguió por la bondad y dulzura de su temperamento. Antes de hacerse monje en Palermo, había estado casado y dedicado a los negocios, durante veinte años. Era tesorero de la Iglesia en Roma, cuando sucedió a Dono en el Pontificado, el año 678. Sus tres legados presidieron el sexto Concilio Ecuménico (tercero de Constantinopla) contra la herejía monotelita, que él mismo refutó en una erudita carta, haciendo alusión a la tradición apostólica de la Iglesia de Roma: «Reconoced -decía- que la Iglesia católica es la madre de todas las Iglesias, y que su autoridad proviene de san Pedro, el Príncipe de los Apóstoles, a quien Cristo confió su rebaño y prometió la infalibilidad en la fe». El Concilio de Constantinopla aprobó esta carta como regla de fe, diciendo que «Pedro había hablado por boca de Agatón».

El mismo Pontífice restituyó a san Wilfrido a la diócesis de York y concedió privilegios a muchos monasterios de Inglaterra. La terrible peste que devastó Roma en aquella época parece haber sido la causa, por lo menos indirecta, de su muerte, ocurrida en el 681. San Agatón vivió en un período muy agitado. La razón que alegaba para explicar lo mal que hablaban el griego sus legados al Concilio de Constantinopla, era que no podían aprenderse las gracias del lenguaje durante las incursiones de los bárbaros, pues ya era difícil ganar simplemente el diario sustento con el trabajo manual. Sin embargo -añadía- «preservamos la fe que nuestros padres nos han dejado». Sus legados repetían lo mismo: «Nuestras ciudades han sido devastadas por el furor de los bárbaros. Vivimos en medio de batallas, incursiones y saqueos. Estamos en alarma continua y ganamos el pan con el trabajo de nuestras manos». Agatón murió antes de que terminara el Concilio.

Fuente: «Vidas de los santos de A. Butler», Herbert Thurston, SI


__________

San Simplicio
San Simplicio fue el papa de 468 a 483. Simplicio vivió la caída del Imperio Romano de Occidente y se enfrentó a la herejía monofísita, que reconocía solo la naturaleza divina de Cristo. Animó la Iglesia en Italia. Defendió el papado de las migraciones bárbaras.


Fuente: VaticanNews