SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

d | Abril 06

SAN EUTIQUIO, PATRIARCA DE CONSTANTINOPLA († 582)

San Eutiquio nació en el año 512 en Frigia de Asia Menor. Su padre, Alejandro, fue uno de los líderes del ejército romano. Entonces lo entregó al justo Isésquio, quien lo bautizó y lo crió bien.

Cuando creció, fue a Constantinopla, estudió entre sus maestros superiores y dominó las ciencias de su tiempo mientras se destacaba en la ciencia de los libros sagrados. Pero estaba ansioso por servir a Dios aislado. Fue ordenado diácono. Fue ascendido al sacerdocio y nominado al episcopado. Se negó por ser humilde. Pero el obispo de Amasya lo estableció como su escritor. Luego lo envió a Constantinopla para que fuera su representante en el Quinto Concilio que se celebró allí en el año 553.

Mientras tanto, Mina, Patriarca de Constantinopla, murió. Entonces Eutiquio fue elegido como su sucesor. Cuando recibiera "la vara del cariño" –el báculo–, alimentaría las almas con la enseñanza de la fe católica correcta. Prestó especial atención a los sacerdotes.

Y con tales hechos apostólicos, siguió siendo institutriz de su rebaño durante doce años. Y no se amedrentó cuando los herejes lo acusaron ante el rey Justiniano. Lo removió de su sede y lo deportó a una isla lejana llamada "La Princesa" donde permaneció devoto de la oración y los actos ascéticos, a los que él mismo aspiraba.

En su reclusión escribió sobre la verdad de la fe católica y contra el engaño de las herejías. Y Dios hizo muchos milagros en su mano. Y cuando murió Justiniano el Rey, sucediéndole Justino II, el Santo Patriarca volvió a su sede. Entonces comenzó a reformar en su rebaño de lo que había sido corrompido por herejías, perseverando en oraciones y austeridades hasta que se durmió en el Señor el 5 de abril, el día de Pascua de 582.

Fuente: www.maronitas.org

Otros Santos para hoy

SANTA GALA o SANTA GALLA, VIUDA ROMANA († 550)

Hija del cónsul romano Símaco, viuda después de sólo un año de matrimonio, Galla, convertida al cristianismo, rechazó un nuevo matrimonio y dedicó su vida al ayuno y a las obras de caridad hacia los más pobres, hasta que decidió retirarse en un monasterio. Murió alrededor del 550.

Fuente: VaticanNews