SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

d | Abril 10

SAN ÁGABO, PROFETA (s. I)

El libro de los Hechos de los Apóstoles lo menciona diciendo:

"En aquellos días descendieron unos profetas de Jerusalén a Antioquía. Uno de ellos se llamaba Ágabo, se levantó y , por impulso del Espíritu, predijo que vendría una gran hambre sobre toda la tierra. Fue la que ocurrió en tiempo de Claudio". (Hch 11, 27-28).

Y más adelante, el capitulo 21 dice:

"Llevábamos allí varios días cuando llegó desde Judea un profeta que se llamaba Ágabo..." (Hch. 21, 10).

Fue él quien profetizo que san Pablo sería entregado a los gentiles (cf. Hch. 21, 10-14).

Por estos textos sabemos que Agabio fue uno de los setenta y dos discípulos del Señor. Y que estaba viajando por los países con los apóstoles predicando a Cristo. Pasó toda su vida predicando en muchos países, hasta que Dios lo transfirió, para que recibiera la recompensa por su martirio a finales el siglo I.

Fuente: www.maronitas.org

Otros Santos para hoy

MEMORIAL DEL MILAGRO DEL ICONO DE CRISTO EN BEIRUT (AÑO 763)

Este milagro fue mencionado por Atanasio, obispo de Beirut, en el Séptimo Concilio Ecuménico en Nicea en el año 787.

Lo mencionó por una petición que presentó a los padres del concilio. El resumen de lo que dijo es el siguente:

Un cristiano había alquilado una casa cerca del complejo judío. Y puso en uno de sus aposentos un cuadro del crucificado. Luego rentó la casa pero dejó el Icono. Los judíos alquilaron la casa. Entonces hirieron esa imagen. Le apuñalaron el costado con una lanza, y de ella salió sangre y agua en abundancia. Así que se asombraron, y ungieron un poco de esa sangre en sus cuerpos enfermos y fueron sanados de inmediato. Luego llevaron a dos ciegos y fueron igualmente sanados.
Muchos de los judíos creyeron. Tomaron la imagen y se la llevaron al obispo y le pidieron que les enseñara las reglas de la fe cristiana. Él lo hizo y los bautizó.
Y en sobre esa casa se construyó una iglesia con el nombre del Salvador. Esto ocurrió en el año 763.
La mención de esta iglesia es aún conocida en Beirut, donde en el siglo XIII los frailes franciscanos construyeron un convento junto a ella y lo habitaron.
Los padres conciliares confirmaron este notable versículo en apoyo de la veneración de los iconos.

Fuente: www.maronitas.org