SINAXARIÓN

DEL CALENDARIO LITÚRGICO MARONITA

e | Mayo 02

SAN ATANASIO, PATRIARCA DE ALEJANDRÍA († 373)

Atanasio nació en Alejandría en el año 296. Desde su juventud vivió la virtud.

El patriarca Iskandar lo ingresó a su seminario, ahí sobresalió en ciencias y destacaba sobre sus compañeros. Se edicaba muchas horas a la oración, la meditación y la lectura de las Divinas Escrituras, por lo que su fama de santidad se dio a conocer.

Después regresó a Alejandría para estar al servicio del Patriarca Iskandar, quien lo ordenó diácono y lo convirtió en el escritor privado. Mientras tanto, escribió sus dos famosos libros: «Contra las Naciones» y «La encarnación del Verbo».

Acompañó al patriarca al Primer Concilio de Nicea celebrado en el año 325, y en este Concilio Atanasio se enfrentó contra Arrio y refutó sus afirmaciones, confirmando la divinidad de Cristo, el Verbo eterno. Así que los arrianos se enojaron con él, lo acosaban y esperaban la primera oportunida para atraparlo.

El Patriarca lo ordenó sacerdote y le confió la predicación y la instrucción. Tras la muerte de este patriarca, los obispos lo eligieron patriarca.

Atanasio cuidó a su rebaño con todo celo y entusiasmo, instando a todos al amor y la paz. Arrio planteó sus pensamientos sobre él.

En el año 334 los arrianos celebraron un concilio en Tiro, donde Atanasio se hizo presente consciente de las intrigas que lo rodeaban. Sus adversarios —que presidían el consejo— lo condenaron a apartarse de su trono y amedrentaron al re, quien le ordenó deportarlo hasta que la situación se calmara. Entonces el santo fue a Roma, buscando refugio con el Papa Julio, quien lo recibió y lo honró.

Allí escribió la biografía de San Antonio el Grande, que pedía la difusión de la vida monástica en Italia y en otros lugares.

El Papa celebró un concilio en Roma, los arrianos se abstuvieron de asistir, por lo que el Papa ordenó a los padres conciliares que devolvieran a Atanasio a su sede, y la gente lo recibió con la expresión más alegre que se pudiera uno imaginar.

Entonces comenzó a arreglar lo que estaba mal con sus asuntos durante su deportación. Y celebró un concilio en Alejandría, en el que prohibió todos los engaños del arrianismo y otras herejías más. El Papa Liberio confirmó este concilio, y esa fue una razón para devolver a muchos del error a la fe verdadera.

Cuando el rey Julián lo expulsó de Egipto, se fue al desierto una vida eremiitca, donde los ermitaños lo asistían en su vida de reclusión y unión con Dios, hasta que Julián ,el ingrato, murió y fue sucedido por Joviano en el año 363, quien siendo un rey amable y piadoso, devolvió a Atanasio a su sede patriarcal y lo llenó con su compasión.

Atanasio continuó su noble lucha por la gloria de Dios, hasta que se durmió en el Señor el 2 de mayo el año 373 cuando tenía 77 años de edad. Su memoria litúrgica, en algunas iglesias orientales, es el 18 de enero, día en que fueron traslados sus restos mortales de Alejandría a Constantinopla.

Fuente: www.maronitas.org

Otros Santos para hoy

SANTOS EVENZIO, ALEJANDRO Y TEÓDULO, MÁRTIRES EN LA VIA NOMENTANA (s. II o s. IV)

Los santos mártires Evencio, Alejandro y Teodulo fueron enterrados en Roma en la séptima milla de la Via Nomentana. Inicialmente se creía que habían vivido en el segundo siglo, y luego que habrían vivido en el cuarto. Hoy se ha aclarado que Alejandro mártir no era el Papa homónimo Alejandro I.

Fuente: VaticanNews