THEORIA (θεωρία)

Por: Alberto Meouchi

El término θεωρία (theoría, “contemplación”) es un término que tomó prestado la teología monacal para aplicarlo al concepto de Contemplación Divina.

Las formas clásicas de misticismo cristiano oriental aparecieron hacia fines del siglo II, cuando el misticismo de la iglesia primitiva comenzó a expresarse en categorías de pensamiento explícitamente dependientes de la tradición filosófica griega de Platón y sus seguidores.

La mezcla de temas cristianos primitivos con el pensamiento especulativo griego desarrolló la teología siríaca desde el comienzo. Y uno de estos temas fue la Contemplación de Dios o θεωρία (theoría).
El énfasis griego en la visión o contemplación de Dios (θεωρία, theoría) como la meta de la bendición humana encontró su punto de partida en la sexta bienaventuranza : “Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt 5, 8). Mientras que su contraparte, la noción de θέωσις (théosis, deificación), lo encontró en la filiación divina (cf. 1 Jn 3, 1) y en la participación en la naturaleza divina que concede Dios por la gracia al cristiano (cf. 2 Pe 1, 4).

Estas adaptaciones filosóficas a la teología proporcionaron un lenguaje que ayudó para la explicación de la unión con Dios. Por ejemplo, la teología mística de Orígenes († 254) que hizo de la unión de Dios y del hombre en Cristo el modelo para la unión de Cristo y el creyente, requirió de estos conceptos para explicarlos.

El monacato sirio, de donde emergió san Marón (ca. † 410), combinó la experiencia religiosa de los cristianos del desierto y la teología origenista, y creó el primer gran hilo del misticismo cristiano que buscaba como meta la Contemplación de Dios o θεωρία (theoría) . Aunque no todos los textos místicos cristianos orientales estaban profundamente imbuidos del platonismo, todos estaban marcados por la experiencia monástica.

Los místicos orientales distinguen entre la esencia de Dios y los atributos divinos, que consideran como energías que penetran en el universo. La creación es un proceso de emanación, por el cual el Ser divino es transportado fuera de Sí mismo para habitar dentro del corazón de todas las cosas (cf. Pseudo-Dionisio el Areopagita, Sobre los Nombres Divinos, IV, 13). La divinización de la humanidad es fundamental para el misticismo oriental. La divinización (θέωσις, deificación) viene a través de la oración contemplativa (θεωρία, theoría) con el ejercicio de una profunda y sincera vida ascética (ἀπάθεια, apátheia).

Bibliografía:

PSEUDO DIONISIO AREOPAGITA, Los Nombres Divinos y otros escritos, traducción y prólogo de Josep Soler, Zaragoza: Libros del Innombrable, 2007; SPENCER, Sidney, McGINN, Bernard, «Eastern Christian mysticism» en SAFRA, Jacob, Britannica Encyclopedia of World Religions,USA: Encyclopædia Britannica, 2006; TEODORETO de Ciro, Historia de los Monjes de Siria, introducción, traducción y notas de Ramón Teja, Madrid: editorial Trotta, 2008.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano