El Vaticano publica una guía para ayudar a los obispos a promover la unidad de los cristianos

El Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos publica una guía para animar y ayudar a los obispos católicos a cumplir con sus responsabilidades ecuménicas.



El Cardenal Kurt Koch, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, presentó un "vademécum ecuménico" –o guía– dirigido a los obispos y destinado a animarles y ayudarles en la labor del ecumenismo en su ministerio.


Marcando hitos ecuménicos


El manual, que lleva el título "El Obispo y la unidad de los cristianos: un vademécum ecuménico", fue solicitado en 2016 por los miembros del Consejo Pontificio. Se publica para conmemorar el 25º aniversario de la histórica encíclica de San Juan Pablo II sobre el ecumenismo, Ut unum sint, y el 60º aniversario de la creación del Consejo por el Papa San Juan XXIII en 1960.


A principios de este año, el Papa Francisco expresó su satisfacción por la iniciativa en su carta al cardenal Koch para el aniversario de Ut unum sint. En esa carta, el Santo Padre señaló que "el servicio de la unidad es un aspecto esencial de la misión de cada obispo, que es la 'fuente y fundamento visible de la unidad' en su propia Iglesia particular".


El nuevo vademécum se basa en la enseñanza de Juan Pablo II en Ut unum sint; el decreto del Vaticano II sobre el ecumenismo, Unitatis redintegratio; y dos documentos elaborados por el Consejo Pontificio: el Directorio para la aplicación de los principios y normas del ecumenismo (1993), y La dimensión ecuménica en la formación de los agentes de pastoral.


Un documento en dos partes


El vademécum ecuménico tiene dos partes principales. La primera parte, dijo el Cardenal Koch, "explica lo que se requiere de la Iglesia Católica en el cumplimiento de su misión ecuménica", mientras que señala que "la búsqueda de la unidad es, en primer lugar, un desafío para los católicos".


La primera parte del documento considera las estructuras y el personal involucrado en el ecumenismo a nivel diocesano y nacional, así como la formación ecuménica y el uso de los medios de comunicación.


La segunda parte del documento "examina cuatro formas en las que la Iglesia Católica puede interactuar con otras comunidades cristianas":


1. El ecumenismo espiritual, que Unitatis redintegratio describe como el "alma del movimiento ecuménico".


2. El diálogo de la caridad, promoviendo una "cultura del encuentro" en los contactos diarios y la cooperación con otros cristianos en virtud de nuestro bautismo común.


3. El diálogo de la verdad, que se refiere a la búsqueda de la verdad de Dios que los católicos emprenden junto con otros cristianos, especialmente a través del diálogo teológico.


4. El diálogo de la vida, que implica ocasiones de intercambio y colaboración con otros cristianos, principalmente en lo que se refiere a la pastoral, el testimonio cristiano al mundo y la cultura.


Al presentar el documento, el Cardenal Koch señala que el vademécum no sólo establece principios para el ecumenismo, sino que también ofrece "recomendaciones prácticas", es decir, sugerencias concretas de iniciativas que los obispos pueden emprender a nivel local y regional.


El camino de la unidad de los cristianos


El cardenal Koch concluyó su presentación recordando la idea del Papa Francisco de que la unidad de los cristianos es un viaje, y que "si emprendemos el viaje con Cristo, Él mismo llevará a cabo esa unidad". Expresó la esperanza de que el Vademécum Ecuménico para Obispos "pueda ser una ayuda en el camino de los obispos y de toda la Iglesia Católica hacia la plena comunión por la que el Señor ha orado".


Pueden leer el nuevo documento en el sitio web del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.


Fuente: