IDENTIDAD SIRÍACA DEL LÍBANO - ܗܺܝܝܘܬܐ ܣܘܪܝܳܝܬܐ ܕܰܒܠܶܒܢܳܢ - PARTE 10/20:

Actualizado: oct 22

ARQUITECTURA


Publicación y traducción al español por Maronitas.org con autorización y cortesía de Tur Levnon.


Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Presidente de la «Syriac Maronite Union-Tur Levnon»

Asociado de «maronitas.org»

Tomado del libro "La dimension syriaque dans l’art et l’architecture au Liban", Amine Jules Iskandar, CEDLUSEK, Kaslik, 2001



ܐܰܪܕܶܟܠܘܬܐ

EL MANDALUN


El Mandalun es un rasgo muy típico de la arquitectura libanesa, que se ve por todas partes en nuestras casas y monasterios.


El Mandalun

¿Qué es? ¿Por qué se llama Mandalun? ¿Es importado a nuestro país o es una herencia antigua?


Para analizar la arquitectura, siempre es necesario considerar el arte como un todo. Para analizar la arquitectura libanesa abramos una vez más el manuscrito de Rabbula o el Codex Rabulensis. Este Evangeliario fue compuesto en siríaco en el año 586. Contiene una de las más interesantes colecciones de pinturas cristianas en miniatura. Fue trasladado del patriarcado maronita de Qannubine a Florencia a principios del siglo XVI, pero sólo para ser estudiado por el erudito maronita Assemani, que analizó sus miniaturas y arcadas.


Codex Rabulensis

Mientras admiramos el Codex Rabulensis notamos la presencia de arcos dobles separados por una delgada columna. Esta característica es muy común en la arquitectura libanesa. Junto a esta doble arcada también notamos un nicho a cada lado, que contiene una persona. Esta persona está vestida con una larga túnica según el estilo romano.


Bcharré

El fenómeno exacto se percibe en un monasterio de Bcharré. Podemos ver el Mandalun, o doble arco, y junto a él, el nicho que contiene la escultura de san José vestido con una túnica larga similar al ejemplo del año 586.


Así que nuestro Mandalun aparece en la arquitectura del siglo XIX y en el manuscrito del siglo VI. Pero no sólo allí. Porque en realidad se extendió por el Líbano principalmente durante la Edad Media. Y de aquí es de donde sacó su nombre.


En ese momento el Líbano estaba inmerso en la cultura latina o franca. Su mitad sur formaba parte del Royaume de Jerusalem (el Reino de Jerusalén) y la mitad norte era parte del Comté de Tripoli (el Condado de Trípoli).


Las aldeas libanesas eran constantemente visitadas por bandas de música llamadas Trovadores. Se desplazaban de montaña en montaña, de pueblo en pueblo, cantando y tocando música. Su instrumento musical más común se llamaba la mandolina.



Al observar más cuidadosamente el instrumento, notamos que sus cuerdas están duplicadas. Siempre dos cuerdas en lugar de una. Esta duplicación es idéntica a la duplicación de los arcos en la arquitectura. Por eso le dio su nombre a la doble arco convirtiéndose en el famoso Mandalun.


Si observamos los detalles del Mandalun del siglo VI en el Codex Rabulensis, notamos la presencia de un arco sobre el doble vano. Este detalle está ahí, ya que es una réplica de la arquitectura real en la que la delgada columna central no puede, por sí misma, soportar el peso de la pared que está encima.


Se llama arco de alivio y está ahí para desviar los pesos a los lados. Así que hay una perfecta correlación entre las miniaturas siríacas y la arquitectura. Aún más, el espacio entre la doble arco y el arco de alivio encima de ella, no lleva nada. Podría hacerse más ligero que la simple mampostería.


Así que el códice nos muestra cómo ha sido ahuecado por una roseta exactamente bajo el centro del arco sobre los pequeños arcos. Esto hace que se vuelva más ligero.


Roseta del Codex Rabulensis
Roseta y Mandalun de Beit Merré

Este arco de descarga y esta roseta se encuentran idénticos en la arquitectura libanesa, como se muestra en el palacio Beit Merré de la dinastía Bellama. Todo aquí es idéntico a la miniatura siríacas. Y si continuamos nuestra observación, más cerca de los detalles, vemos un pájaro en la parte superior del arco de descarga. Es una vista lateral de un pájaro esculpido en piedra amarilla.


Pájaro Frontal en Bellama

Beit Merré tiene otro palacio de Bellama. Aquí hay un segundo Mandalun, con su arco de alivio, su roseta, y esta vez, el pájaro está en una vista frontal.


¿Por qué los pájaros? ¿Siempre los pájaros? Una vez más, los secretos de la arquitectura libanesa están en los manuscritos siríacos.


El Codex Rabulensis da la respuesta mostrando la importancia y el origen de este motivo decorativo. Muestra los pájaros sobre los dos arcos de sus mandalones o arcos triples.


Pájaro en el Codex Rabulensis

En algunas miniaturas del Codex Rabulensis, los pájaros se mueven a la parte superior de la composición.


Pájaro en Hadat

En la arquitectura libanesa los encontramos en todas partes. En Hadat Gebbé, una paloma está volando sobre el arco central.


Pájaro de Mokhtara

En el palacio Mokhtara, vemos uno de pie sobre la cornisa.


Águila de Mokhtara

De nuevo en el mismo palacio, hay un águila esculpida sobre la entrada. Se extiende con sus pesadas alas.


Águila fenicia

Esta postura era típica de la arquitectura fenicia, como lo mencionó e ilustró Ernest Renan en su "Mission de Phénicie". Notamos de nuevo el peso de las alas que cuelgan hacia abajo.


El tema más común encontrado en la antigüedad era el que mostraba dos animales frente a una urna, una planta o una fuente.


Mosaico bizantino

Como este ejemplo de un mosaico bizantino de Khaldé, cerca de Beirut.


El Codex Rabulensis usó esta composición para sus aves. Podemos ver los pájaros aquí frente a un árbol de la vida, en la parte superior de un arco de alivio.


Codex Rabulensis

Qannubine

Los maronitas han perpetuado este tema artístico durante siglos, como se demuestra en uno de los frescos del monasterio de Qannubine.


Pero si volvemos al palacio de Bellama en Beit Merré. ¿Qué más vemos en su Mandalun?


En el ejemplo con un pájaro de vista frontal, notamos la alternancia de dos colores de piedra. Y el estilo de trazado del diseño dentro de la roseta.


El mismo efecto en el Mandalun con el pájaro de vista lateral. Otra vez la piedra de color ámbar alternando con la simple mampostería blanca. Otra vez la tracería dentro de la roseta. El manuscrito siríaco de nueva cuenta está proporcionando las fuentes de inspiración.


Manuscrito Maronita

Un libro maronita, con un estilo de arte de influencia latina en una página, puede mostrar la herencia siríaca pura en la otra página.


El lado que proporciona el arte tradicional siríaco es extremadamente interesante y enriquecedor para nuestro conocimiento arquitectónico. Ofrece una alternancia de tinta roja y negra similar a la que podemos ver en la piedra. Pero también muestra el arte de la traza bajo la cruz idéntica a la ornamentación encontrada en la arquitectura.


Palacio de Salima

El palacio Bellama en Salima es un ejemplo de esta tradición. Completamente construido en esta alteración de color ámbar y piedra caliza blanca, está enriquecido por un marco hecho de tracería. El mismo tipo de tracería embellece los libros y manuscritos sirios.


Rodea nuestra hermosa escritura siríaca estrangelo y se desarrolla, desde ella hasta la cruz, a través de varios tipos de estrellas y pirámides.


Este rico legado artístico, que refleja nuestra historia, espiritualidad, lenguaje y cultura es un tesoro inestimable del que debemos ser conscientes y aprender a apreciar, amar y respetar. Debido a que nuestras escuelas ya no nos enseñan estos valores, tendemos a ignorarlos. La ausencia de lengua, cultura e identidad lleva a la muerte del patrimonio y el legado.


París | Beirut

Dos edificios interesantes en París y Beirut, muestran similitudes prodigiosas. El ejemplo parisino (a la izquierda) está en el quartier du Marais, mientras que el libanés (a la derecha) está en Beirut, Place des Canons, hoy plaza de los Mártires. La Place des Canons desapareció así como sus bellos tesoros arquitectónicos. Pero algunas viejas fotografías pueden ayudarnos a analizar su importancia y su valioso mensaje.


Ambos edificios tienen una fachada delantera y otra izquierda.


Ambos edificios se componen de tres niveles y un solo vano en el ancho.


Ambos tienen piedras angulares en los ángulos.


Ambos tienen una gran puerta rectangular en la planta baja, un rectángulo horizontal sobre la ventana del primer piso y decoraciones en los lados de la ventana del segundo piso.


Ambos tienen un pináculo en la parte superior del segundo piso, aunque en París este piso está integrado a una mansarda, mientras que en Beirut, la mansarda está simbolizada por la elección de la pintura azul sobre la fachada.

Todo es idéntico. Todo excepto la ventana del primer piso. El arquitecto libanés no podía conformarse con una simple abertura rectangular. Necesitaba implantar su tradición añadiendo una columna central, generando así un Mandalun.


El Mandalun es la expresión de la relación entre el interior y el exterior. La abertura plana se convierte en un espacio revelado por la presencia de la columna. Este espacio se amplía con un balcón de flores cuyos rastros aún son visibles aquí en nuestro ejemplo.


El arquitecto libanés necesita transformar la piel de piedra de la fachada en un tercer espacio, un espacio intermedio entre el interior y el exterior.


Este testimonio arquitectónico de nuestro pasado, nuestra identidad y nuestra sensibilidad ha desaparecido para siempre porque "un pueblo que ya no se atreve a defender su lengua, está maduro y listo para la esclavitud" (Rémy de Gourmont).



Syriac Maronite Union-Tur Levnon

También: Se puede ver el episodio (en inglés) en la serie de televisión como se transmite por Nour Al-Sharq Tv.



28 vistas