IDENTIDAD SIRÍACA DEL LÍBANO - ܗܺܝܝܘܬܐ ܣܘܪܝܳܝܬܐ ܕܰܒܠܶܒܢܳܢ - PARTE 16/20:

COMPOSICIÓN PIRAMIDAL


Publicación y traducción al español por Maronitas.org con autorización y cortesía de Tur Levnon.


Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Presidente de la «Syriac Maronite Union-Tur Levnon»

Asociado de «maronitas.org»

Tomado del libro “Epigraphie Syriaque au Liban - vol 2”, Amine Jules Iskandar, NDU Press, Louayzé, Lebanon, 2014.



¿Cuál es la especificidad de la arquitectura maronita? ¿Cuál es la correlación entre las inscripciones siríacas y el arte? ¿Y cuál es su papel en la fachada de la iglesia maronita?

Para responder a estas preguntas fundamentales, reunimos 36 ejemplos de iglesias en todo el Líbano. Todas tienen en común inscripciones en letras siríacas junto con cruces y círculos colocados sobre la entrada.


Kafar Sgob

Los elementos más grandes, como la puerta, están en la base de la composición, seguidos verticalmente por elementos más pequeños como el rosetón. Por esta razón, la llamamos Soyumuto Poramidoyto, composición piramidal. Esta pirámide aparece en las iglesias maronitas de todo el Líbano.


En Nuestra Señora de Tamish, por ejemplo, la puerta está enmarcada por dos ventanas coronadas por epígrafes. Sobre la puerta se encuentra la cruz, y más arriba el rosetón. Uno de los epígrafes es circular como una hostia y contiene una cruz. Está fechado en 1670, y menciona al obispo Gabriel, al obispo José de Blaouza y al patriarca Esteban Douaihi.


Otro ejemplo de estas composiciones está en el monasterio de San Juan Bautista en Rishmaya. Su epígrafe está fechado en 1686. Está incorporado en una composición con la puerta, la cruz y una ventana. La simplicidad y la pureza de su texto es evidente tanto en la forma como en el contenido. No deja lugar para el virtuosismo.


El mismo fenómeno aparece en 1740 en Nuestra Señora de Besre: de nuevo la puerta, la cruz, la ventana y el epígrafe; y como en Rishmaya, el texto es muy simple y está rematado por tres cruces.


Dos años más tarde, en 1742, la composición se repite en Nuestra Señora de Zakrit. Es una de las más simples. Su epígrafe también es modesto, tanto en la forma como en el contenido.


Debie, 1753

En cambio, San José de Debie ofrece una de las composiciones más ricas y completas. El tímpano de la entrada contiene todos los elementos del Soyumuto Poramidoyto o Composición Piramidal. Notamos los epígrafes, las cruces, las dos estrellas y los frutos de la Eucaristía. Las estrellas son el sol y la luna: la divinidad y la humanidad de Cristo. La Eucaristía está claramente representada por la hostia y el cáliz. La inscripción es tan simple como siempre, sin lugar para ningún virtuosismo. Está fechada en 1753.


Dlebta, 1755

Dos años después, en 1755, en Nuestra Señora del Campo en Dlebta, un escultor muestra sus habilidades en la entrada de la iglesia: en las columnas, en el dintel y en el marco del epígrafe. Pero era fundamental que toda esta riqueza se mantuviera alejada de la inscripción. Dentro del marco, la pureza es la regla. Sobre el marco, está el árbol de la vida coronado por el cáliz y la hostia. El texto menciona el año 1755, y los nombres de los sacerdotes así como del Patriarca Maronita Tobia Khazen.


Daraoun, 1765

Diez años después, en 1765, la iglesia de San José en Daraoun fue restaurada. El uso de megalitos fenicios para las jambas y para los dinteles superpuestos aumentó el efecto piramidal de la composición. La variación del color de la piedra hizo que el efecto piramidal fuera cada vez más evidente. Los elementos de la composición están aquí: la imponente entrada, la cruz, el epígrafe y el óculo (rosetón) que simbolizan la luz de la Eucaristía y la forma de la hostia. Una vez más, el estilo de la inscripción sigue respetando los valores de austeridad, humildad y extrema simplicidad.


La iglesia de Mart Moura en Rishtaamout también muestra una entrada con una imponente mampostería, una cruz, un epígrafe y un óculo, luz y forma de la Eucaristía. Su inscripción está fechada en 1769, y su ortografía es tan simple como siempre.


Neeme, 1777

A pesar de la mayor escala de San Jorge de Neeme, la composición sigue basándose en los mismos principios. Muestra la entrada, la cruz, el epígrafe y el óculo. A pesar de la riqueza de este óculo, o rosetón, la inscripción sigue la tradición de la simplicidad. Estos valores son incluso explícitos en el texto que nos aconseja alejarnos del mundo materialista y de los sentimientos terrenales.


Aún y cuando la pirámide no es visible, la composición vertical sigue estando ahí. En el monasterio de Maad, por ejemplo, notamos la cruz y las dos estrellas dentro del tímpano. Están todas en un eje vertical central. Arriba, está el epígrafe coronado por el rosetón. A pesar de las dos pequeños rosetones, la inscripción sigue siendo muy simple. Sólo menciona la construcción de la iglesia por los monjes de la Orden Libanesa en 1797.


Mazraat Yeshoua

La verticalidad de la composición también es visible en la iglesia de San Marón en Mazraat Yeshoua. En la base tenemos la puerta con la cruz en su dintel. Sobre ella, aparecen el ósmosis entre el óculo, o rosetón, el epígrafe, la cruz y las dos estrellas. La inscripción está curvada y gira con la forma del óculo. El sol y la luna dan testimonio de la divinidad y la humanidad de Cristo.


La iglesia de los santos Sergio y Baco en Qartaba también nos muestra un tipo muy básico de composición vertical. Muestra la puerta, el epígrafe y la cruz. Su inscripción es una de las más rudimentarias. Menciona los nombres de los santos Sergio y Baco, y el año 1830. No contiene la más mínima poesía, ni virtuosismo verbal.


Qotara, 1857

La iglesia de Mor Shalita en Qotara, contiene un interesante epígrafe fechado en 1857. Está en el dintel de la entrada coronado por un gran rosetón. Lo que es particularmente interesante en este epígrafe es el hecho de que está grabado en el dintel junto con todos los demás elementos de la composición. Las letras siríacas están ahí, con el cáliz y la hostia, junto a la cruz en una sola piedra.


Bkerké, 1890

En Bkerké, el frontón también reúne todos los elementos: el círculo contiene la cruz y la inscripción siríaca.



La iglesia de Mor Awtél en Kfar Sgob, utilizó piedra blanca para todos los elementos de la composición. El contraste que producían junto al resto de la fachada marrón, hacía que la composición piramidal fuera claramente visible. Su epígrafe es muy simple. Menciona la construcción de la iglesia y está fechado en 1776.


Lo más importante para nuestra investigación es la inscripción en la madera de la puerta. Está fechada en 1882, y define el símbolo litúrgico de la puerta de la iglesia al afirmar el versículo bíblico de Isaías 60, 11.


Leemos en Garshouni:


"Tus puertas siempre estarán abiertas, nunca se cerrarán, ni de día ni de noche".


Está directamente seguido por el Salmo 5, 7:


"Puedo entrar en tu casa; en reverencia me inclino hacia tu santo templo".


Esto todavía se canta en todas las misas maronitas de hoy en día: Lvaytokh aloho 'élét wa qdom bim dilokh segdét.


Así que la importancia de la puerta, en sí misma, se vuelve muy simbólica como parte del Soyumuto Poramidoyto o Composición Piramidal en general. Sobre ella están siempre la cruz y la representación de la Eucaristía. También notamos que la inscripción del epígrafe está necesariamente libre de cualquier ornamentación de letras o virtuosismo verbal.


Podemos concluir que hay una tradición siro-maronita en la arquitectura de la fachada de la iglesia. ¿Cuál es el mensaje detrás de esta composición piramidal? ¿Y cuál es el significado de cada uno de sus elementos? El próximo artículo hablaremos de la dimensión teológica dentro de esta tradición.


Syriac Maronite Union-Tur Levnon

También: Se puede ver el episodio (en inglés) en la serie de televisión como se transmite por Nour Al-Sharq Tv.

30 vistas