LATOMIA (λατομία)

Por: Alberto Meouchi

La palabra latomía procede del griego λατομία que significa “cantera”. Los romanos llamaban latomía a las canteras abandonadas, las cuales servían de prisión en Roma. Pero en el Medio Oriente fueron lugares para el culto religioso o para vivir en ellas. En efecto, las canteras son habituales a lo largo del curso del río Éufrates, y, en unas determinadas zonas, adquieren proporciones desmesuradas.

Las prospecciones realizadas en el Alto Éufrates Sirio permiten constatar un conjunto de canteras que, tras su primera utilización como lugar de extracción de piedra, se convirtieron en espacios para para la realización de ceremonias religiosas.

Según refiere Mantilla Séiquer (1998) son espacios de tres naturalezas diferentes. Todos tienen en común el haber sido canteras de piedra, aunque difieren en la manera de su extracción: la primera manera era la de explotar la piedra siguiendo una veta a cielo abierto, dando como resultado un cono en medio el monte; el segundo método, semejante al anterior, era con la particularidad de que la veta aparecía en un cantil rocoso y su explotación significaba la creación de galerías subterráneas, y el resultado era la aparición de grandes cuevas artificiales; y la tercera fue una explotación a cielo abierto que ocupaba una gran superficie y que sólo se llevaba a cabo cuando la piedra que interesaba estaba en la superficie y ocupaba una gran extensión, el resultado final era el de una gran explanada. El segundo y tercer sistema de explotación generaban unas superficies que fueron susceptibles para su reutilización, y fueron estas latomías las que se convirtieron en lugares de culto. Sin embargo, la investigación sobre la reutilización de las latomías para estos efectos, aún está muy poco avanzada, por lo que es complicado establecer con claridad sus características como lugares cultuales, pero si se tiene la noción de que nunca la religión oficial las estableció como tal. Respecto a la época en que se utilizaron estos espacios para fines religiosos se puede decir que para los cristianos fue a partir del siglo IV d.C y para los musulmanes a partir del siglo XI d.C.

Bibliografía:

MATILLA SEQUIER, Gonzalo y BEJARANO ESCANILLA, Ingrid, «Latomías», Romanización y Cristianismo en la Siria Mesopotámica, Antig. Crist. (Murcia) XV, 1998, 317-324.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano