OSTRACON SIRIACO

Por: Alberto Meouchi

La palabra Ostracrón u Ostraca (del griego ὄστρακον, que significa “concha” o “tejuelo de cerámica”) es un término para designar los trozos de cerámica (o fragmentos calcáreos) que se utilizaban como borradores para aprender a escribir o pintar. Estos tejuelos de cerámica eran de poco valor en su época, pero, para la arqueología, han adquirido un relevante interés por el contenido de la información, aunque ordinaria, que ahí se dejó escrito. Los ostracones no eran en absoluto caros, por lo que se utilizaban ampliamente para fines cotidianos: como lista del mandado, para aprender cosas, para hacer cuentas, para dejar mensajes, etc.; pero, al ser trozos de cerámica –y no de papiro o cuero– se han conservado en grandes cantidades.

Los ostracones siriacos o arameos son, entonces, fragmentos de cerámica con textos escritos en arameo (siríaco).

Por ejemplo, el ostracón mejor conservado, entre los que se encontraron en Ṣirrin, contiene once líneas escritas en caracteres siríacos estrangelo; el aleph tiene una forma muy cursiva. La paleografía permite datar ese texto del siglo III. La escritura presenta una gran semejanza con los textos siríacos del siglo III descubiertos en Dura Europos y junto al Éufrates cerca de la frontera entre Turquía y Siria, y el contenido del texto traducido es «Trigo de la ración de pan (es decir, del pan racionado)» (Teixidor, 1998).

Bibliografía:

MOORE CROSS, Frank, «Invención y desarrollo del alfabeto» en SENNER, Wayne M. (comp.), Los Orígenes de la Escritura, 4 ed., Buenos Aires: Siglo Veintuno Editores, 2001, 87; TEIXIDOR, Javier, «Los ostracas siríacos», Romanización y Cristianismo en la Siria Mesopotámica, Antig. crist. (Murcia) XV, 1998, 115-117.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano