SEÑAL DE LA SANTA CRUZ

Por: Alberto Meouchi

Es un gesto piadoso con el que el cristiano se santigua desde la frente al pecho, y desde el hombro izquierdo al derecho invocando a la Santísima Trinidad. Lo peculiar de la tradición maronita –y en general en todas las iglesias de tradición siríaca– es la alusión a la Unidad del verdadero Dios. Por eso cuando el fiel maronita hace la Señal de la Cruz lo hace diciendo: “En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, un solo Dios verdadero. Amín” (en arameo: ܒܫܶܡܳܐ ܐܰܒܳܐ ܘܰܒܪܳܐ ܘܪܽܘܚܳܐ ܩܰܕܺܝܫܳܐ ܚܰܕ ܐܰܠܳܗܳܐ ܫܰܪܺܝܪܳܐ܉ ܐܰܡܶܝܢ, bshemo abo uabro oruḥo qadisho ḥad aloho shariro. Amín).

Probablemente esta inclusión de "un solo Dios verdadero" se hizo explícita por su convivencia con el Islam, quien acusaba a los cristianos de politeístas (de tener tres dioses).

El obispo Teodoreto de Ciro (393–457 d.C) da una buena descripción que transcribimos a continuación:

«Así es como se bendice a alguien con la mano y se hace la señal de la cruz sobre él. Coloca los tres dedos, como iguales, juntos, para representar la Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. No son tres dioses, sino un solo Dios en Trinidad. Los nombres están separados, pero la divinidad es una. El Padre nunca se encarnó; el Hijo se encarnó, pero no fue creado; el Espíritu Santo no se encarnó ni fue creado, sino que salió de la Divinidad: tres personas en una sola divinidad. La divinidad es una sola fuerza y tiene un solo honor. Reciben la obediencia de toda la creación, tanto de los ángeles como de las personas. Así se decreta para estos tres dedos.
Los otros dos dedos deben mantenerse ligeramente doblados, no completamente rectos. Esto se debe a que estos representan la dos naturalezas de Cristo, la divina y la humana. Dios en su divinidad y Hombre en su encarnación, perfecto en ambas. El dedo superior representa la divinidad, y el inferior la humanidad; así la salvación va del dedo superior al inferior. Con ello se interpreta la flexión de los dedos, pues la adoración del Cielo desciende para nuestra salvación. Tal cual es como debes cruzarlos y dar la bendición, como han ordenado los santos padres».

El moviendo va de la frente al pecho, y del hombro izquierdo al derecho. El movimiento de izquierda a derecha, representa la Segunda Venida de Cristo de Oriente a Occidente, como se describe en el Evangelio de Mateo (24, 27), cuando Él juzgará a los vivos y a los muertos (Mt 16, 27; en el Credo). También representa la Luz de Cristo que sale del Šeol, en el Gran Sábado de la Luz, y luego entra en el mundo de los vivos, en el Gran Domingo de la Resurrección. Esta Luz de la Buena Nueva Victoriosa (el Evangelio), fue difundida por los santos Apóstoles y Discípulos a los cuatro rincones del mundo.

Esta forma de hacer la Señal de la Cruz es antigua, y se puede ver en la iconografía siríaca maronita, como se encuentra en nuestro famoso Evangelio de Rabbula (s. VI).

Bibliografía:

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano