IDENTIDAD SIRÍACA DEL LÍBANO - ܗܺܝܝܘܬܐ ܣܘܪܝܳܝܬܐ ܕܰܒܠܶܒܢܳܢ - PARTE 18/20:

Actualizado: 17 de dic de 2020

LITERATURA SIRÍACA MARONITA


Publicación y traducción al español por Maronitas.org con autorización y cortesía de Tur Levnon.


Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Presidente de la «Syriac Maronite Union-Tur Levnon»

y Asociado de «maronitas.org»

ܣܳܦܪܘܬܐ ܣܘܪܝܳܝܬܐ


¿Existe una literatura puramente libanesa? No hay literatura libanesa en árabe ni en francés. ¿Existe una literatura verdaderamente siríaca maronita?


Sabemos mucho sobre la literatura de los siríacos en general. Fueron los mejores traductores de las ciencias y la filosofía griegas a las que añadieron comentarios y análisis muy interesantes. Los siríacos tradujeron todo primero del griego al siríaco y luego del siríaco al árabe. Eran los promotores de la astronomía, la medicina, la filosofía, las matemáticas, la química y la física que transmitieron a los árabes y a la Europa cristiana.


Su teología era principalmente poética. Su mayor autor, san Efrén, que vivió en el siglo IV, escribió 24,000 memre, es decir, versos de poemas. Su literatura todavía se canta hoy en día en todas las iglesias siríacas, ya sean ortodoxas o maronita.


Pero para hablar más específicamente de la literatura siríaca maronita, tenemos que volver, una y otra vez, al Codex Rabulensis. Es cierto que este manuscrito fue compuesto en el año 586, antes de la fundación de la Iglesia Siríaca Maronita. Pero se enriqueció continuamente a lo largo de los siglos con inscripciones añadidas por los patriarcas maronitas.


Codex Rabulensis, 1280

En un folio, por ejemplo, el texto de 1280 d.C., dice:


Bashnat olaph w hamesh mo w hamshin, éno Petros Patriarko d Morunoyé, hou d yotév 'al koursyo d'Antiokia...

(En el año 1550 [de los griegos, que significa 1280 d.C.], yo Pedro, Patriarca de los Maronitas en la sede de Antioquía...)


Otro folio también contiene un texto con fecha de 1278 d.C., dice:


Bashnat olaph w hamésh mo w tesh'in yawnoyé, b tésh'o yawmin mén yarho da shvot, étit éno mhilo Erémyo, ldayro d Mort Maryam, b nahlo d Ilige mén atro d Botroun, lwot Mor Pétros Patriarko d Morunoyé...

(En el año 1590 de los griegos [que significa 1278 d.C.], el 9 del mes de Shvot [febrero], yo, el débil Jeremías, llegué al monasterio de Santa María, en el valle de Ilige de la tierra de Batroun, hacia Mor Pedro Patriarca de los Maronitas...)


Durante la Edad Media, el autor más famoso no era un maronita siríaco sino un jacobita siríaco (es decir, un ortodoxo) de la escuela de Trípoli en el norte del Líbano. Se llamaba Gregorius Bar Hebraeus. Escribió la historia del Líbano durante el período de las Cruzadas.


Luego, desde 1300 hasta casi 1500, el terrible período de los mamelucos, no se nos dejó mucha literatura ni ninguna herencia artística. La literatura maronita tuvo que esperar hasta Bar Qleius, o Barcleius (tb: Ibn al Qila), a finales del siglo XV.


Manuscrito de Gabriel Barcleius

La primera figura que se conoció justo antes del Renacimiento Maronita del siglo XVI fue el erudito maronita Gabriel Barcleius (1450-1516; tb: Gabriel Ibn al Qila). Es el primer nombre famoso que aparece dos siglos después de Gregorius Bar Hebraeus. Se convertiría en el más grande escritor de Zajal libanés basado en la poesía siríaca maronita.


Evangelio de Widmenstad

En 1555 se imprimió el primer libro en letras siríacas. Era un Evangelio, impreso en Viena para el príncipe de Habsburgo, por John-Albert Widmenstad, que colaboró con tres monjes y sacerdotes libaneses. El Evangelio de Widmenstad muestra una bella complementariedad entre el arte del Renacimiento latino y la escritura siríaca estrangelo.


En 1584, el Renacimiento libanés comenzó oficialmente con la apertura del Colegio Maronita en Roma. Todos sus eruditos se convirtieron en figuras prominentes en Europa. Pusieron todo su conocimiento y contactos en Europa para ayudar al príncipe del Líbano, Facardino II, a erigir su Nación.


Uno de esos eruditos maronitas, Isaac Sciadrensis, se convirtió en embajador del príncipe en Francia. Obtuvo para la familia maronita, los Kazen aliados del príncipe, el título de Cónsules de Francia. Abogó en Europa por la causa del Monte Líbano en la caída del príncipe Facardino II en 1635.


Otro erudito maronita, Victorius Scialach Accurensis, fue el embajador del príncipe en el Vaticano. También Don Giorgio Maronio fue delegado como embajador del príncipe en Roma. Trabajó en el fortalecimiento de la imagen de su príncipe en Roma y en Europa.


Georgius Ameira se convirtió en Patriarca de los Maronitas bajo el nombre de George Pedro Ameira (tb. Gerges I Pedro Amira). Escribió para el príncipe libanés un libro de arquitectura sobre la fortificación de castillos y ciudades. También fue el autor de la Gramática Siríaca de 1596.


Abraham Ecchelensis

Abraham Ecchelensis, uno de los más prominentes eruditos maronitas, escribió el libro de texto del Colegio Maronita de Roma. Podemos leer en siríaco sobre su nombre en latín:


Bshém Aloho hayo, hotminan Grammatiqi Suryoyo da 'vid bé posiqto la mhilo Avrohom bré d'Avrohom bré d'Dawid, men qrito mvarakhto wa rhimat la Mshiho, Haqél. Talmido d'madrashto d'Morunoyé dab Roumi.

En el nombre del Dios vivo, imprimimos esta gramática siríaca con la decisión del débil Abraham, hijo de Abraham, hijo de David, del bendito pueblo de Haqel, amado por Cristo. Estudiante del Colegio Maronita de Roma. Año 1628.


Gabriel Sionita, traductor de Gregorius Bar Hebraeus

Gabriel Sionita (1577-1648) se hizo muy famoso en Francia. Tradujo al gran autor siríaco medieval Gregorius Bar Hebraeus. Se convirtió en profesor del «Collège Royal» en Francia, donde tiene una placa conmemorativa con su nombre hoy en día en París en los «Quais de Seine». Su estatua está erigida en Ehden en la plaza de la iglesia. Iohannes Qoriaqos Hesronita fue también un erudito del Colegio Maronita de Roma y solía trabajar con Gabriel Sionita en 1619.


José Simón Assemani (1687-1768)

José Simón Assemani (1687-1768), conocido como el Gran Assemani, es la figura más prominente de los maronitas en Europa. Su estatua está erigida en la plaza de la iglesia en Hasroun. Él es el que trabajó en el Codex Rabulensis, y lo analizó junto con cientos de otros manuscritos siríacos. También escribió varios libros y ensayos como:

  • Los autores católicos en lengua siríaca.

  • Las colecciones siríacas de los concilios y sínodos

  • Los libros griegos traducidos al siríaco.

  • Y los 5 volúmenes sobre las imágenes sagradas.

Entre los impresores importantes de Europa en ese momento, estaban los Médicis en Florencia. Su Bibliotheca Medicea Laurenziana todavía contiene el manuscrito maronita del siglo VI de Qannoubin: el Codex Rabulensis.


Uno de sus impresores fue el maronita Jack Luna, principalmente entre 1584 y 1596. Otro famoso impresor libanés, pero en el Líbano, fue Sergius Risius (o Sarguis Rizzi). Fundó la primera imprenta en el Monte Líbano y en el Levante. Fue en Qozhaya en 1585. Su libro más antiguo conocido es el Salterio de 1610. Sergius Risius también imprimió en Roma el Misal en 1596. Ioanes Leopardo también trabajó con él en la impresión de este Misal.


Fausto Nairon

Fausto Nairon era un maronita nacido en Roma en 1628. Fue el autor de Fenicia Ilustrada. También publicó el Nuevo Testamento en el que podemos ver la ilustración del Evangelio de San Mateo.


Leemos en siríaco:

Koruzuto dMor Mattay Shliho.

(Evangelio de San Mateo el Apóstol)


Fausto Nairon publicó igualmente el Penqidto (o volumen) de las fiestas según el rito de la Iglesia Maronita.


Imprenta Qozhaya, 1610

Es imposible hablar de la literatura siríaca sin mencionar la imprenta de Qozhaya. Se supone que imprimió su primera edición en 1585 y la segunda en 1610.


Salterio de Qozhaya

Sin embargo, el único ejemplar que queda hoy en día es de la edición de 1610. A pesar de ello, el Dr. Bassil Agoula presenta pruebas de la existencia de la edición de 1585 basándose en las descripciones de eruditos maronitas como Etienne Evode Assemani y Simón Assemani. Ambos han notado importantes diferencias entre las dos publicaciones que confirman la existencia de la edición de 1585.


Stephanus Aldoensis (Esteban Douaihy), Patriarca de Antioquía y de todo el Oriente

El patriarca maronita más importante después de san Juan Marón a finales del siglo VII, fue Esteban Douaihi a finales del siglo XVII. Exactamente mil años después. Escribió toda la historia de la iglesia maronita, fijando su cultura e identidad. Asoció la identidad maronita con el idioma siríaco cuando escribió que «el siríaco es mi misterio», uniéndolo a los misterios del cristianismo. Su trabajo es una completa enciclopedia sobre el Líbano y los maronitas que cubre todos los campos desde la música hasta la arquitectura, así como la historia, la espiritualidad, la liturgia, la iconografía, la teología, la literatura y el arte.


Carta manuscrita del obispo José Esteban (patriarca en 1766), 1758

Una carta escrita por el patriarca José Esteban anuncia en 1758 la fundación de una escuela en el Líbano para continuar las enseñanzas del Colegio Maronita de Roma. Así es como la escuela de Ain Warqa fue fundada en Gosta en 1789, gracias a los esfuerzos del Patriarca José Esteban.


Manuscrito con arte latino, siglo XVIII

La influencia de Roma y su tradición latina aparece por todas partes en la Iglesia Siro-Maronita. Algunos misales del siglo XVIII revelan esta influencia del arte latino junto a los textos litúrgicos siríacos.


Manuscrito con arte siríaco y latino

El efecto es muy interesante, especialmente en el Peshiṭto Maronita. Su texto siríaco, así como el arte típicamente siríaco de su página izquierda, se empareja con el arte latino de la página derecha. Esto significa que la latinización siempre estuvo ahí, al menos desde el siglo XVI. Antes de eso, los iconos y frescos maronitas estaban llenos de inscripciones griegas junto a su lengua siríaca. Por lo tanto, notamos que los maronitas se enriquecen constantemente con el griego, el latín, el italiano, el francés, el árabe y el inglés, pero sin perder nunca la esencia de su herencia, su lengua siríaca y su identidad sagrada.



Syriac Maronite Union-Tur Levnon

También: Se puede ver el episodio (en inglés) en la serie de televisión como se transmite por Nour Al-Sharq Tv.

48 vistas