BEIRUT Y SUS IGLESIAS CLAMAN DE DOLOR

Actualizado: sep 2

El texto original fue publicado en MECC del 27 de agosto de 2020. Traducción y publicación por Maronitas.org con la autorización expresa y cortesía de The Middle East Council of Churches

Han pasado 3 semanas desde la explosión del puerto de Beirut y el pueblo libanés sigue enfrentando las repercusiones de este desastre, que dejó un gran daño material y moral. Durante 22 días, los libaneses lucharon constantemente y realizaron esfuerzos incansables para reconstruir su capital, Beirut, que ha atravesado varias crisis durante años. El proceso de remoción de vidrios rotos, madera y escombros ha continuado en propiedades públicas y privadas, así como en iglesias y sus instituciones afiliadas. Sin embargo, las pérdidas y daños siguen siendo sustanciales, especialmente en iglesias, hospitales y escuelas.


Como creen que las personas de bien no dejarán de ofrecer su apoyo humanitario, especialmente en estas difíciles circunstancias, los jefes de las iglesias en Beirut se apresuraron a lanzar llamamientos de socorro y campañas de recaudación de fondos para la reconstrucción de las iglesias y todos sus centros tras la explosión. También recibieron varias delegaciones oficiales e internacionales que expresaron su solidaridad con el pueblo libanés, anunciando que están dispuestos a poner todas sus capacidades a disposición del Líbano, para brindar socorro a Beirut y su pueblo.

Por lo tanto, Su Eminencia Metropolitana Elías Audeh, Arzobispo de la Arquidiócesis Ortodoxa de Beirut, recibió a varias figuras oficiales entre las cuales se encuentra la Sra. Catherine Fountoulaki, Embajadora de Grecia en Líbano, quien expresó su pesar por la explosión y sus desastrosas consecuencias, y confirmó el continuo apoyo de Grecia a Metropolitana Audeh, a la Arquidiócesis de Beirut y a la capital libanesa en general. Fontulaki también indicó que un barco griego llegó al puerto de Beirut con suministros médicos y ayuda humanitaria. Señalando que Grecia fue uno de los primeros países en enviar equipos de búsqueda y rescate sobre el terreno para ayudar a las autoridades libanesas. El metropolitano Elías Audeh también celebró varias reuniones, sobre todo con una delegación del Consejo Musulmán Estadounidense, durante las cuales el Secretario General del Consejo anunció una ayuda en efectivo de veinte millones de dólares ofrecidos por musulmanes estadounidenses al Líbano, pidiendo a todos los musulmanes del mundo que den la mano.


En cuanto a las campañas de donación, la Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Beirut, el Hospital Universitario Saint George, la Escuela Ortodoxa de la Anunciación y la École des Trois Docteurs lanzaron llamamientos de socorro. Su Beatitud el Patriarca Youssef Absi I, Patriarca greco-melquita católico de Antioquía y de todo Oriente, pidió a los fieles de su iglesia que tomen la iniciativa y extiendan una mano amiga para apoyar a los afectados por la explosión.

Por su parte, Su Beatitud Bechara Pedro card. Rai, Patriarca Maronita de Antioquía y de todo Oriente, también sostuvo varias reuniones y recibió a una delegación oficial de Qatar encabezada por el Jeque Muhammad bin Abdul Rahman Al Thani, Viceprimer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores Asuntos de Qatar, quien destacó que su país apoya continuamente al Líbano, destacando las relaciones históricas entre el Líbano y Qatar. El Patriarca Rai también recibió a Ján Kubiš, el Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Líbano, donde los dos discutieron el papel de las Naciones Unidas para asegurar, organizar y coordinar el apoyo y supervisar la ayuda humanitaria.

Su Beatitud el Patriarca Rai también realizó una gira de inspección en Beirut que incluyó varias paradas. Comenzó en la iglesia de San Marón en Gemmayze, luego visitó la catedral maronita de San Jorge en Beirut, la escuela y la iglesia Sacre-Coeur en Gemmayzeh, el convento franciscano y la guardería infantil, el hospital Hermanas del Rosario Gemmayze, la iglesia de St Michel - Al Nahr y el Cuerpo de Bomberos de Beirut, donde oró por las almas de las víctimas entre los bomberos de Beirut.


Además, la Arquidiócesis maronita de Beirut lanzó una campaña de donación para las víctimas de la explosión titulada «Moviéndonos juntos para reconstruir Beirut» con el hashtag #beCourage_Campaign, en árabe. También indicó en un comunicado que la diócesis no recauda donaciones a través de ninguna asociación. Además, Su Eminencia Paul Abdel Sater, arzobispo maronita de Beirut, presidió una santa misa en vísperas de la fiesta de la Asunción de María, el 14 de agosto de 2020, en la zona afectada de Mar Mikhael.


Por su parte, Su Santidad Mor Ignatius Aphrem II, Patriarca Ortodoxo Sirio de Antioquía y todo Oriente, se reunió con el Sr.Ibrahim Murad, Presidente del Consejo Mundial de Arameos (Sirios) en el Líbano, donde ambos destacaron la necesidad de cooperación en para brindar una mejor asistencia a los afectados por la explosión. En una reunión con el Sr. Geza Mihaly, el Embajador de Hungría en el Líbano, Su Santidad discutió las formas de cooperación entre la Iglesia Ortodoxa Siria y el gobierno húngaro para brindar ayuda a través de varias instituciones e implementar proyectos de desarrollo para ayudar a los necesitados. El Sr. Mihaly también visitó a Su Beatitud el Patriarca Ignatius Youssef III Younan, Patriarca de la Iglesia Católica Siríaca, y conversó con él sobre el apoyo del gobierno húngaro a los cristianos de Oriente y sus causas.

En cuanto a la Iglesia Armenia, que también sufrió grandes pérdidas debido a la explosión del puerto, lanzó una campaña de donaciones para brindar ayuda a la comunidad armenia afectada en Beirut. En el mismo contexto, Su Santidad Catholicos Aram I, Patriarca de la Iglesia Apostólica Armenia de Cilicia, presidió la reunión del órgano de Administración del Consejo Laico y del Consejo Religioso de la Asamblea General del Catolicosato, que se centró en el trabajo actual realizado para ayudar Armenios en el Líbano.


Además de recibir las delegaciones oficiales, Su Santidad Catholicos Aram I se comunicó con el Sr. Nikol Pashinyan, Primer Ministro de Armenia, a través de una llamada telefónica durante la cual el Sr. Pashinyan anunció la asistencia que la República de Armenia brindará al Líbano y a la comunidad armenia en el país.


La Iglesia Evangélica en el Líbano también está contribuyendo al socorro y rescate en Beirut a través de una campaña global de donaciones lanzada por el Rev. Dr. Habib Badr, Presidente de la Unión Evangélica Nacional del Líbano. Además, después de la explosión, los creyentes de la iglesia evangélica se apresuraron a apoyar a sus hermanos angustiados.


A su vez, Palestina, a través de la Secretaría General de la Juventud Cristiana de la Patria de Jesús, ha puesto en marcha una iniciativa denominada «Desde Jerusalén, un saludo de paz a Beirut» que consiste en vender rosarios producidos por familias palestinas económicamente afectadas por la pandemia de coronavirus. Estos rosarios están hechos de madera de olivo y llevan los nombres de las dos ciudades, Beirut y Jerusalén, junto con el árbol de Cedro del Líbano y el Olivo de Palestina. Los ingresos de la iniciativa se destinarán a ayudar al pueblo libanés.


La explosión del puerto de Beirut ocurrió mientras el pueblo libanés ya se enfrentaba a muchas catástrofes y crisis, además de las difíciles condiciones de vida que se han deteriorado después de este desastre. Por lo tanto, Beirut necesita un gran apoyo para resurgir de las cenizas. ¿Cómo se pueden reconstruir los edificios y las iglesias sin ayuda? ¿Cómo podrán los hospitales afectados recibir a los pacientes con el brote de coronavirus? ¿Cómo podrán las escuelas abrir sus puertas al comienzo del nuevo año académico? Las donaciones están llegando al Líbano desde todo el mundo para restaurar la vida en la devastada capital y durante estos tristes días, la oración sigue siendo la única fuente de fortaleza y esperanza.

10 vistas