top of page

El patriarca San Juan Marón

Actualizado: 3 mar

Nacido en Antioquía y fallecido en 707 en Kfar-Hai, San Juan Marón es reconocido como el fundador de la Iglesia Siríaca Maronita de Antioquía y como el iniciador de la idea del Líbano. Fundó el Líbano moderno sobre bases territoriales (el Monte Líbano), religiosas (el cristianismo calcedonio), lingüísticas (el siríaco) y militares (los mardaítas).


San Juan Maroun

Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Syriac Maronite Union-Tur Levnon

Asociado de maronitas.org

Escrito para Ici Beyrouth

Publicado el 2 de marzo de 2024


Juan (Yohanon), hijo de Agatón y Anohemia, nació en el siglo VII en la región de Antioquía, en Sermin (Sermania). Bilingüe griego-siríaco, estudió tanto en Antioquía como en Constantinopla. Aunque sus escritos se conservan en siríaco, su nombre aparece a menudo bajo la forma Ioannes Maro.


Sus orígenes


Su biografía está plagada de ambigüedades y anacronismos. Según la Series chronologica (Serie Cronológica), su padre, Aghathon, estaba emparentado con la familia de Carlomagno. Sin embargo, ¿pueden sus innegables vínculos con la comunidad franca de Antioquía justificar una ascendencia tan noble, o incluso tan precisa, dado que Carlomagno no nació hasta un siglo después? Por otra parte, según su editor, el abate François Nau, «si sólo tuviéramos sus obras para fijar su época, la situaríamos sin duda en el siglo VI o principios del VII, ya que el último concilio citado es el de Calcedonia (451), y el último testimonio citado es el del patriarca Severo de Antioquía (muerto en 543)».


La historia de San Juan Marón se conoce gracias al Patriarca Esteban Douaihy, que la escribió mil años después, a finales del siglo XVII, basándose en antiguos manuscritos siríacos, en las investigaciones de los eruditos maronitas de Roma y en las crónicas reveladas en 1495 por el obispo maronita Gabriel Barcleius.


Entre los hechos admitidos por la Iglesia Maronita, se sabe que Juan entró en el convento de San Marón para hacerse monje, tomando el nombre monástico de Yohanon Moroun (Juan Marón). A diferencia de la mayoría de los monasterios siríacos, que se dividían entre monofisismo y nestorianismo, los de Beit-Morun eran calcedonianos y, por tanto, profesaban la doctrina oficial del Imperio bizantino.


En 677 o 686, según diversas fuentes, Juan Marón fue consagrado obispo de Botrys (Batroun), en Fenicia, supuestamente por el cardenal delegado del Papa, a petición de los francos de Antioquía y de su príncipe Eugenio. La fecha exacta sigue siendo difícil de precisar, sobre todo porque la existencia del príncipe franco Eugenio e incluso del cardenal delegado en Antioquía en aquella época es poco probable.


Elección a la sede patriarcal


Con la toma de Antioquía por los musulmanes, el patriarca huyó a Constantinopla, donde finalmente murió, dejando la sede vacante. Bizancio se dirigió entonces a los siriacos y les pidió que eligieran un sucesor. Naturalmente, se dirigió a los calcedonios, es decir, a los monjes de Beit-Morun. Se reunieron para poner al obispo de Botrys en la sede de Antioquía.


Entre 687 y 701 (la fecha exacta sigue siendo incierta), en la Santa Sede, el papa Sergio I, él mismo siríaco originario de Antioquía, reconoció a Juan Marón como patriarca en la sede de esa ciudad. Sin embargo, la lista de patriarcas ortodoxos de Antioquía no lo menciona, y marca una vacante que abarca los años 702 a 742, es decir, de Jorge II a Esteban III.


En aquella época, el Monte Líbano consolidaba su independencia gracias a la victoria de los mardaítas sobre los árabes. Para escapar de los invasores musulmanes, pero también de las injerencias de la jerarquía bizantina, el nuevo patriarca optó por trasladar su sede al Monte Líbano. Con Juan Marón, el centro de gravedad se desplazó de la costa al corazón de las montañas, creando un nuevo punto de referencia político. El nombre de Líbano, que hasta entonces había sido geográfico, sustituirá ahora al de Fenicia.


La fundación del Líbano


Fue en su diócesis episcopal, en Kfar-Hai (en siríaco, «el pueblo de la vida»), donde estableció su sede patriarcal. El nuevo prelado fundó así el Líbano moderno sobre sus bases territoriales (el Monte Líbano), religiosas (el cristianismo calcedonio), lingüísticas (el siríaco) y militares (los mardaítas).

Los mardaítas eran un pueblo guerrero probablemente originario del Cáucaso, cuya misión era proteger el Levante. Infligieron numerosas derrotas a los árabes, tanto en las ciudades costeras como en la Bekaa, e incluso les impusieron el pago de elevados tributos. Tras la firma del tratado de paz de 667 entre el califa Muawiya y el emperador bizantino Constantino IV, este último ordenó la retirada de sus tropas mardaítas del Líbano. A cambio, obtuvo del califato el pago de un tributo anual.


Una segunda retirada de 12,000 mardaítas tuvo lugar bajo Justiniano II, que ya se había opuesto militarmente a los maronitas en 684. Hacia 695, estos contingentes partieron hacia Isauria, al norte de Cilicia. Fueron, pues, los mardaítas que permanecieron en el Líbano quienes formaron el ejército esencial para el establecimiento de la entidad política del patriarca Juan Marón.


maronitas
Antigua representación de San Juan Marón con la inscripción «iqoro de Levnon nétihév léh» (que «la gloria del Líbano le sea dada»).

Maronitas
Representación moderna de San Juan Marón con la inscripción «iqoro de Levnon nétihév léh» (que «le sea dada la gloria del Líbano»).

Tras establecer su capital en Baskinta, impusieron su respeto a los nuevos vecinos árabes, obligando a dos califas omeyas a pagarles tributo durante un periodo comprendido entre 661 y 750 (Encyclopædia Britannica). Ninguna dinastía árabe logró someterlos hasta la llegada de los francos a Levante a finales del siglo XI y la toma de Trípoli por Raimundo de Saint-Gilles en 1109. Los sucesores de san Juan Marón, en particular Jeremías de Amchit (1199-1230), se unirían a la nueva fuerza militar cristiana encarnada por los cruzados.


Literatura


Aunque el mundo erudito expresa numerosas reservas sobre la autenticidad de los hechos y la literatura de san Juan Marón, la Iglesia Maronita lo reconoce como autor de tres obras conservadas en siríaco y editadas por el abad François Nau. Se trata de tres tratados teológicos, entre ellos una exposición de la fe, un tratado polémico contra el monofisismo y otro contra el nestorianismo.


De los manuscritos que contienen estos textos, cuatro mencionan claramente el nombre del autor como "Juan Marón Patriarca de Antioquía". Sin embargo, se trata de copias tardías. Dos de ellas mencionan las fechas de 1392 y 1470, respectivamente.


Juan Marón es reconocido como el fundador de la Iglesia Siríaca Maronita de Antioquía y como el iniciador de la idea del Líbano. Su santa imagen aparece siempre coronada por el versículo del Libro de Achaia (Libro de Isaías) «iqoro de Levnon métihév léh» («la gloria del Líbano le es dada»), inscrito en caracteres siríacos. De él toman su nombre los síriacos calcedonios, mientras que hasta entonces este término (maronitas) se refería únicamente a los monjes.


La Iglesia católica reconoce a este gran patriarca como santo y lo celebra el 2 de marzo. Está enterrado en el monasterio de Kfar-Hai que lleva su nombre, donde se sentó y donde murió el 5 de febrero del año 707.


 

Para leer el texto original en francés: Le patriarche saint Jean Maron


102 visualizaciones

Comments


bottom of page