Las aportaciones de la arquitectura armenia

Actualizado: 26 oct

Armenia, el primer reino cristiano de la historia, desarrolló una personalidad única en espiritualidad, arte, música y literatura. Había exportado el espíritu de su arquitectura sagrada a los cuatro rincones de Europa mucho antes de erigir las iglesias de su diáspora en los cinco continentes.

Por: Dr. Amine Jules Iskandar

Syriac Maronite Union-Tur Levnon

Asociado de maronitas.org

Escrito para Ici Beyrouth

Publicado el 20 de octubre de 2022


El tipo de iglesia desarrollado en Armenia es cruciforme en el interior y poliédrico en el exterior. La cúpula que corona la nave, o espacio central, está encerrada en un techo cónico construido en piedra, elevado sobre un tambor y que se ha convertido en un emblema de esta arquitectura. El tambor puede ser cilíndrico u octogonal, perforado por aberturas arqueadas y decorado con una galería de arcadas ciegas sobre columnas en bajorrelieve. Este último motivo es uno de los elementos más exportados desde Armenia a los países vecinos e incluso a la Europa románica.


Adornos tallados


No se trata de la escultura de cuerpo redondo que se prefiere en Occidente, sino de bajorrelieves a veces figurativos a la manera de las miniaturas de los manuscritos, a veces abstractos a la manera de los khatchkars, o cruces de piedra. En los marcos de las aberturas, frisos o arcadas se desarrollan toda una serie de entrelazados y guilloches. Una cornisa mediana rodea todo el edificio y corresponde al inicio de las bóvedas en el interior. A veces esta cornisa abraza los dinteles y los arcos de los vanos, integrándolos en un escenario continuo. Este fenómeno se encuentra en la Francia románica, en Notre-Dame-du-Port, en Clermont-Ferrand, en el Puy-de-Dôme.


Basílica románica del Sagrado Corazón en Paray-le-Monial (Francia). (www.sacrecoeur-paray.org)
Basílica románica del Sagrado Corazón en Paray-le-Monial (Francia). (www.sacrecoeur-paray.org)

Serbia y Rumanía


Este principio de cornisa se exportó a Valaquia y al resto de Rumanía, así como a Serbia, especialmente en la iglesia de la Asunción de Ljubostinja (finales del siglo XIV), que también presenta arcadas ciegas y rosetones finamente cincelados. Estas rosetas entrelazadas también se han convertido en típicas del estilo armenio. Se forman a partir de una zona concéntrica seguida de un conjunto de cuerdas que se desarrollan hacia el disco exterior. Sus infinitos motivos geométricos son similares a los de los khatchkars, que evocan el trabajo de un orfebre. También en Serbia, el monasterio de Ravanica (finales del siglo XIV) tiene una cornisa mediana y arcadas casi ciegas, pero perforadas por aspilleras a la manera armenia como en Dadivank y Hovhannavank.


Iglesia serbia de la Asunción en Ljubostinja (Serbia). (panacomp.net)
Iglesia serbia de la Asunción en Ljubostinja (Serbia). (panacomp.net)

Se trata de la iglesia de la Dormición del monasterio de Argeş, en Rumanía, que, al igual que Ljubostinja, presenta un juego de cornisas medianas retorcidas, arcadas con aspilleras y rosetas entrelazadas cinceladas. Como en Armenia, la planta de esta iglesia también tiene forma de cruz con una cúpula central elevada. En un estilo típicamente armenio, los arcos del tambor son en boudin, es decir, sin la inserción de capiteles entre las columnas y los arcos.


Iglesia rumana de la Dormición en el Monasterio de Argeş (Rumanía).
Iglesia rumana de la Dormición en el Monasterio de Argeş (Rumanía).

El gavit


Signo particular de la arquitectura armenia, el gavit es un nártex, o pronaos, con su propia cúpula coronada por un cono. Es un elemento vertical que repite a menor escala la imagen de la torre central de la nave. Puede estar cerrado como un mauselo o abierto como un pabellón. Esta última solución se encuentra curiosamente en el Líbano, en la iglesia maronita de San Juan en Mtein. Aquí, el nártex está abierto en forma de pórtico y coronado por gradas con un campanario. El conjunto está calado según el modelo de la Iglesia de la Santa Madre de Dios de Khor-Virap (Armenia).


Iglesia maronita de San Juan en Mtein (Líbano). Amine Jules Iskandar
Iglesia maronita de San Juan en Mtein (Líbano). ©Amine Jules Iskandar

La repetición de los conos de la nave y el gavit son los elementos más reveladores de la identidad armenia de esta arquitectura y permiten su identificación desde la distancia en cuanto se percibe su silueta. Esta forma también recuerda el tocado de los monjes, los obispos, los vardapets e incluso de los mismos catholicós.


Iglesia armenia de la Santa Madre de Dios en Khor-Virap (Armenia).
Iglesia armenia de la Santa Madre de Dios en Khor-Virap (Armenia).

Estabilidad


Como país altamente sísmico y sometido a temperaturas extremas, Armenia tuvo que desarrollar una técnica adaptada a estas limitaciones. Sus constructores utilizaron materiales sólidos como el granito, el mármol, la arcilla y el basalto, pero también y sobre todo la toba marrón y rojiza. Esta roca volcánica cortada en grandes bloques da a los edificios armenios un aspecto monumental, arcaico y cálido. La fachada muestra así todos los tonos rojizos y anaranjados de la piedra volcánica. Este material también se utiliza para tallar y cincelar los khatchkars.


Se utilizó un bloque de hormigón para consolidar el interior de los muros, mientras que el exterior se trabajó en piedra cortada con juntas afiladas. La técnica de enclavamiento de los lechos de piedra evitó el deslizamiento inducido por el terremoto. Aquí y allá, una piedra en forma de L que desborda hacia otro lecho permite la unión con éste, dotando a la fachada de una mayor cohesión.


Desde el plano general hasta los más pequeños detalles, pasando por la volumetría, estamos ante una ingeniosa arquitectura de estabilidad, equilibrio y armonía. El monumento se eleva a partir de una base más amplia, para hacerse más pequeño a medida que se eleva. El grosor de los muros, la reducción de las aberturas y el techo abovedado contribuyen a la solidez que ha permitido a estos tesoros de la humanidad sobrevivir a los siglos y hacer frente a guerras y desastres naturales.


Influencias en Europa


Josef Strzygowsky supone una influencia armenia en el mundo cristiano, tanto bizantino como occidental. Recuerda que fue Tiridate, el arquitecto armenio de la escuela de arte de Ani, quien restauró la cúpula de Santa Sofía en Constantinopla tras el terremoto de 989. Otro armenio, Eudes de Metz, llamado Odo, fue el arquitecto de Carlomagno. Fue él quien construyó la capilla palatina de Aix-la-Chapelle siguiendo el modelo del catolicosado de Etchmiadzin y que se convertiría en el prototipo de otros monumentos carolingios y luego románicos.


En el lado oriental, fue Rusia la que también recurrió a las fuentes de la arquitectura armenia. Así, en Rumanía, en los Balcanes, en la región del Dniéper (Rusia) y en la Europa románica, encontramos las características de un estilo particular nacido en Ani, en el Cáucaso armenio. Las naves de arco apuntado con dobles, las arcadas ciegas de las fachadas y la planta cruciforme con una torre central son pruebas de un origen caucásico común.


Arquitectura románica


En Saint-Etienne de Nevers y en la Abadía de la Santísima Trinidad de Lessay, ambas del siglo XI, el arte románico se inspira en la planta de la cruz. En Lessay, al igual que en la Très-Sainte-Trinité de Germigny-des-Prés, la torre central es la principal diferencia con la forma cónica de las cúpulas armenias. Se trata de una torre de base cuadrada y techo piramidal con armazón, que contrasta con las formas cilíndricas u octogonales del prototipo armenio. Sin embargo, la forma octogonal se encuentra en varios ejemplos románicos del Puy-de-Dôme, como Notre-Dame d'Orcival, Notre-Dame-du-Port, Saint-Nectaire, Saint-Saturnin y Saint-Austremoine.


Aunque la arquitectura armenia y la románica se desarrollaron simultáneamente entre los siglos VI y XI, la primera parece preceder al estilo logrado de la segunda en uno o dos siglos. Vahanavank, o el convento del príncipe Vahan, data del siglo X, mientras que los monumentos románicos occidentales que se le asemejan se concentran más en torno al siglo XI. Algunos ejemplos de arquitectura armenia se remontan al siglo VI, como la basílica de Ererouk, cerca de Ani.


A pesar de las importantes diferencias señaladas por los historiadores del arte, coinciden en la probabilidad de influencias puntuales en la arquitectura románica. Armenia, el primer reino cristiano de la historia, desarrolló una personalidad única en espiritualidad, arte, música y literatura. Había exportado el espíritu de su arquitectura sagrada a los cuatro rincones de Europa mucho antes de erigir las iglesias de su diáspora en los cinco continentes.


Iglesia de Vahanavank (Armenia).
Iglesia de Vahanavank (Armenia).
 

Para leer el texto original en francés: Les apports de l’architecture arménienne


52 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo