¿QUÉ SIGNIFICA QUE «JESÚS MURIÓ POR NUESTROS PECADOS»?


Por: Extrachelle

ExtRachelle is a mineral resources engineer from Germany.

El texto original fue publicado en extrachelle.com el 14 de diciembre de 2020. Traducción y publicación por Maronitas.org con la autorización expresa y cortesía de Extrachelle.


Una representación de la elevación de la cruz, por Sebastiano Mazzoni, siglo XVII, Ca' Rezzonico. (Wikipedia)

Hace unos años estaba tomando un café con mi madre y me hizo una pregunta:

«Sabes realmente, ¿cuál es el significado de 'Jesús murió por nuestros pecados'?».

Tenía una respuesta para mí porque siempre he pensado sobre la plenitud de la vida y el significado del cristianismo. Sin embargo, me di cuenta de que muchos cristianos devotos, jóvenes y viejos, no tienen una respuesta para ello.


Las tradiciones nos ofrecen a veces una imagen muy equivocada y malvada. Algunos culpan a las autoridades judías y a los judíos en general, causando una terrible persecución en la historia.


La muerte de Jesús se trata de un fracaso humano en general: nosotros, el pueblo, denunciamos a Jesús. Le hemos fallado y lo hemos sometido a juicio. Lo hemos condenado y lo hemos clavado en la cruz. Lo abandonamos y nos alejamos de él. Lo negamos y lo traicionamos. Cada persona tiene que preguntarse en qué medida contribuye con sus acciones diarias a la crucifixión de Jesucristo.


Dios vino a la tierra como un Hombre, para estar cerca de nosotros, entre nosotros, para enseñarnos cómo vivir y cómo morir y resucitar con Él. Dios, como nuestro modelo a seguir en sangre y carne, comparte su Pan con nosotros –«sal y pan» en Oriente, es «Compañero» – del latín «com pan» (con pan).


Abraham, Moisés, Noé y todos los discípulos dejaron todo atrás para seguirle. Dios se convirtió en Carne, y la Carne fue llamada «Maestro», un Maestro a seguir. El cristianismo es una vida de lecciones para luchar por la Verdad, no de comodidad y felicidad. La imitación de Cristo es el único camino para alcanzar la alegría en el Cielo.


«La muerte, inesperada, es la muerte; la muerte, anticipada, es la inmortalidad» –Yeghishe Vardapet.

El cristianismo primitivo entendió que la muerte de Jesús en la cruz es sólo un proceso hacia la Resurrección, y lo imitó a través del martirio. Jesús nos mostró en la Cruz cómo morir y resucitar con Él.


Un ateo, Georg Christoph Lichtenberg, dijo una vez:


«La sabiduría/inteligencia de una persona puede ser juzgada por el cuidado con el que preconcibe el futuro o el final. Respice finem».

La inteligencia para un cristiano es aquella que sigue el camino de Jesús y lo imita, cargando su propia cruz y sacrificándose por Dios y por los demás para asegurar su lugar en el Reino de Jesús. Y esto es lo que hace al cristianismo tan único, es la más perfecta historia de amor –el sacrificio es amor, y el amor es sacrificio.

63 vistas

Entradas Recientes

Ver todo