ABADESA

Por: Alberto Meouchi

Es el cargo de superiora general para un monasterio de monjas.

Originalmente este término estuvo reservado solo para la superiora de las monjas benedictinas, pero luego se aplicó a la superiora general de todas las órdenes en la iglesia.

La Abadesa es un puesto de alta dignidad, y antiguamente era elegida de por vida. Después se dividieron en dos tipos de Abadesas: las que eran elegidas de por vida cuyo puesto es una dignidad de honor, y aquellas elegidas por periodo determinado (generalmente de tres años), cuyo puesto es simplemente un cargo de función.

La Abadesa electa de por vida debía ser bendecida por el mismo obispo del lugar y no solo por sus hermanas monjas. Esta bendición evidentemente no era un sacramento ni confería el orden sagrado, sino era una bendición solemne.

Las Abadesas temporales, que son las únicas que hoy existen, requiere la confirmación de la autoridad eclesiástica competente, pero no recibe la bendición solamente.

A diferencia del abad –que gozaba de poder espiritual y temporal–, la Abadesa solo tuvo autoridad administrativa o económica comparable a la de una madre en su hogar, es decir, su autoridad estuvo subordinada a la autoridad de un abad o de un obispo.

La Abadesa, ya sea perpetua o temporal, fue una superiora religiosa con autoridad ordinaria monástica local.

En la Iglesia Maronita fue introducido este título por primera vez para las Reglas y Constituciones de la Orden Libanesa Maronita aprobadas por el papa Clemente XII (fl. 1730-1740) el 31 de marzo de 1732. Antes de esta fecha los monasterios dobles (de monjes y monjas, cuyos edificios eran independientes, pero contiguos) eran gobernados sólo por el abad-obispo (responsable de los monasterios que él mismo, como obispo, erigía en su diócesis).

Después de aparecer esta figura femenina de autoridad se consideró, en 1740, suprimir los monasterios adjuntos de monjas y monjes, y se separaron los monasterios de unos y otras a lugares retirados, y todas las Abadesas recibieron el cargo temporal trienal y no vitalicio.

Bibliografía:

MAHFOUZ, Joseph, «Abbé» en HAGE, Louis (dir.), Encyclopedie Maronite, I, Liban: USEK, 1992.

Ver voces:

ABAD; HISTORIA DE LA IGLESIA MARONITA; IGLESIA MARONITA; ORÍGENES DE LA IGLESIA MARONITA; VIDA MONACAL EN LA ANTIGUA SIRIA, TIPOS DE.

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org