TETRADIPLON

Por: Alberto Meouchi

La palabra Tetradiplon – τετραδιπλόν–, es un término griego que significa “doblado en cuatro” o “doblado cuatro veces” (τετρα [tetra-] prefijo de cuatro o cuadrado; y διπλόν [diplón], genitivo plural de “doble”), y se refiere al Lienzo de Edesa en el cual quedó impreso el rostro de Cristo según refiere la Leyenda del Rey Abgar.

El Tetradiplon (o Lienzo de Edesa) también es conocido como el Mandylion.

La primera vez que se le llamó al Lienzo de Edesa como Tetradiplon fue cuando apareció en las Actas Apócrifas de Tadeo (siglo VII) al traducir, del arameo al griego, la supuesta carta de Cristo a Abgar redactada, originalmente, en arameo (A. Palmer, 2002). En este documento se utilizó una sola vez esta palabra para referirse al lienzo, en el resto del documento se le enuncia con los términos “tiras de tela” o “pañuelo” (A.M. Dubalre, 1985).

El origen del uso de esta palabra para aplicarla al Mandylion (i.e. el Lienzo de Edesa) tiene varias versiones:

- Para unos, es el Santo Sudario (o Síndone de Turín, o Sábana Santa) doblado con cuatro dobleces (tetra-diplon) para mostrar, tan solo, el rostro del Señor, haciendo identificar el Santo Sudario con el Lienzo de Edesa. Es decir, el Lienzo de Edesa es el mismo Sudario doblado cuatro veces para dejar únicamente a la vista el rostro del Señor (I. Wilson, 1978). Para Guscin (2003), el vocablo Tetradiplon – τετραδιπλόν–, que ha sido tan utilizado para referirse al Lienzo de Edesa o Mandylion, por sí mismo podría sugerir que se tratara de una tela grande, puesto que el único significado que puede tener esta palabra (que nunca se utiliza en otro contexto) es “doblado cuatro veces” o “doblado en cuatro”. Hay varios iconos del Mandylion que tienen un área vacía a cada lado del rostro, un detalle que artísticamente no tiene sentido. Estos espacios vacíos se pueden ver en iconos tempranos, como el que está en la iglesia de Sakli en Turquía, pintado a principios del siglo XII. La explicación más obvia de esta característica, para Guscin, es que los iconos del Mandylion tenían como modelo a la Síndone de Turín doblada de manera que solo se veía la imagen del rostro. La ausencia del cuello en la Síndone también ayuda a crear el aspecto “incorpóreo” de la cabeza.

- Para otros, es el Mandylion que tiene impreso sólo el rostro, –y no identificado con la Sábana Santa, que contiene impreso el cuerpo entero–, con cuatro dobleces (tetra-diplon), el cual fue colocado en una caja para protegerlo; pero, para no doblar el rostro impreso de Cristo, doblaron hacia atrás la parte superior e inferior el lienzo, y lo mismo hicieron con los lados derecho e izquierdo, para hacer más chico el espacio del lienzo, dejando sin doblez el rostro (Ch. Freeman, 2012).

Nos parece, sin embargo, más probable la opinión de que la palabra Tetradiplon – τετραδιπλόν–proceda de la traducción del arameo al griego (S. Cataldo, 2018). El texto de las Actas Apócrifas de Tadeo referían que “Hannan, que era pintor […] tomó una tabla cuadrada (sic) y pintó, en ella, a Nuestro Señor, el Cristo, para que, con bonitos y hermosos colores, fuera glorificado”. La palabra “cuadrada” tiene la misma raíz que la palabra “cuatro” en arameo. El adjetivo cuadrado, da se escribe en arameo ܡܪܰܒܥܳܐ (mrabo), que es el pasado participio del verbo ܪܒܰܥ (rba’) en Pael; además, la palabra ܡܪܰܒܥܳܐ (mrabo), también toma el significado de cuatro esquinas, cuadrangular y cuadrilátero. Y el número cuatro se dice en arameo ܐܰܪܒܥܳܐ (arb’o). La raíz de ambas palabras son las tri-consonantes ܪܒܥ (r-b-’). Así, el traductor griego de las Actas Apócrifas de Tadeo, quizá al verter la palabra cuadrada, lo tradujo como tabla de cuatro ángulos (τετράπλευρος [tetrapleros]), y derivó en τετραδιπλόν (tetradiplon). Esta opinión tiene a su favor que únicamente fue utilizada, en el documento, en una sola ocasión, por lo que podría ser un error, sin más, al traducirlo, al transcribirlo o al escribirlo.

Bibliografía:

CATALDO, Sébastien, Le linceul de Turin: Du mythe du suaire du Christ à la vérité historique, Turín: Ed. Incietis, 2018; DUBALRE, A.M., Histoire ancienne du linceul de Turin jusqu’au XIIIe siècle, Paris: O.E.I.L, 1985; GUSCIN, Mark, «La Síndone y la imagen de Edesa, investigaciones en los monasterios del Monte Athos (Grecia)», Revista CES Linteum 34,(enero-junio 2003) (recuperado de http://www.sabanasanta.org/archivosiconos/sindoneedesamarkguscin.pdf); PALMER, Andrew, The Acts of Thaddeus, Apocrypha 13, 2002; WILSON, Ian, The Shroud of Turin, United Kingdom: Book Club Associates, 1978.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano