VETUS SYRA

Por: Alberto Meouchi

La Vetus Syra (i.e. “siríaco antiguo”) son las versiones siríacas antiguas de los santos Evangelios. Se ciñe a los cuatro Evangelios –y no al Nuevo Testamento como tal, aunque presumiblemente debieron haber existido antiguas versiones siríacas de todo el Nuevo Testamento–, “pues en la tradición directa, no se ha conservado ningún vestigio de la(s) antigua(s) versión(es) siríaca(s) para los Hechos de los Apóstoles ni para las Epístolas Paulinas. Sin embargo, hay algunos rastros en la tradición patrística: para los Hechos, un comentario de san Efrén de Nísibe († 373) conocido por la colección armenia, y para Pablo, citas de alrededor de 15 autores incluyendo san Efrén (una traducción al armenio de un de sus comentarios a Pablo, y un texto cercano a las Boernerianus). Dado que las Epístolas Católicas y el Apocalipsis llevaron su tiempo para ocupar su lugar en las iglesias siríacas, es natural que no dejaran rastro en las versiones sirias antiguas” (Haelewyck, 2019).

Las fuentes principales conocidas hasta la fecha, por las que se nos ha trasmitido la Vetus Syra, son tres manuscritos:

1) ms. London, British Library, Add. 14451: Versión Curetoniana (abreviatura: “C” o “Syrc”). Recibe su nombre por William Cureton, un curador de la British Library, que lo editó en 1958 (editio princeps). Antes de pasar al British Museum (el 1 de marzo de 1843) fue adquirido en 1842 por el archidiácono Tattam de entre los manuscritos del Monasterio de la Virgen Madre de Dios de Deir es-Surian (Egipto). Los fragmentos de los mss. de la Vetus Syra formaban parte de un encuadernado que intentaba ser, falsamente, una colección de los Evangelios. Se separaron los manuscritos y se clasificaron correctamente, dando origen al manuscrito Add. 14451. Data del siglo V. El acomodo en que aparecen los Evangelios en este ms. no es el clásico, sino en el siguiente orden: Mateo, Marcos, Juan y Lucas.

2) ms. Sinaí, Syriac 30: Versión Sinaítica (abreviatura: “S” o “Syrs”). Fue un manuscrito que las hermanas gemelas Agnes Smith Lewis y Margaret Gibson (1892) descubrieron en el Monasterio de santa Catalina en el Monte Sinaí. Propiamente es un palimpsesto. Mediante estudios se transcribió parte del texto contenido en la escritura borrada, desafortunadamente los reactivos que utilizaron para la lectura daño el ms. Su nombre obedece al lugar en donde se halló: el Monte Sinaí. No se debe confundir con el Codex Sinaiticus (1844). El ms. Sinaí, Syriac 30, es del siglo IV o V, y en el siglo VIII fue borrado para dar origen al palimpsesto –se sobreescribió un texto acerca de la vida de unas santas mujeres.

3) ms. Sinaí, New Finds Syriac 37 + 39: Versión Nuevos Hallazgos (abreviatura: “NF”). Las siglas NF (New Finds, en inglés) para esta tercera versión las asignó Sebastian Paul Brock (2016), quien identificó el texto borrado de dos manuscritos palimpsestos como parte de la Vetus Syra. El primer ms, el NF 37, son seis folios que datan del siglo VI, pero en el siglo VIII borraron el texto de la Vetus Syra y sobreescribieron unas sentencias de Evagrio sobre la Oración. El segundo, el ms. NF 39, de diecisiete folios y medio, fue escrito por la misma mano que escribió el NF37, pero fue borrado en el siglo X para sobreescribir una traducción siríaca del libro Capítulos sobre la Perfección de san Diádoco de Fótice († ca. 468).


Junto a estos tres manuscritos, se encuentran textos de la Vetus Syra en citas de algunos autores siriacos, como en los escritos de san Efrén de Nísibe († 373), de san Afraates (ca. † 345), y en el ܟܬܳܒܳܐ ܕܡܰܣ̈ܩܳܬܳܐ (ktobo d-masqoto, Libro de los Pasos). No es seguro si estas citas reflejan una Versión Siríaca Antigua establecida o intentos individuales de traducción (Jukkel, 2011).

Otro lugar en donde se hallan vestigios de la Vetus Syra, aunque son una fuente menor de la Versión Siríaca Antigua y todavía está pendiente de investigación (Jukkel, 2011), son en los primeros manuscritos antiguos siríacos de la ܦܫܺܝܛܬܳܐ (Peshiṭto), a los que Mathew Black (1953) denominó Pre-Peshiṭto.

El aspecto referente a la fecha y al origen de la Versión Siríaca Antigua es aún un tema de discusión. Según Jukkel (2011) la introducción del canon de los Cuatro Evangelios se debe ciertamente a la influencia occidental y se corresponde con el avance de la teología y organización greco-romana «ortodoxa» en Siria y Mesopotamia. Esto hace pensar que Antioquía y el norte de Palestina sean un lugar más probables de origen que Edesa. La Vetus Syra, se originó en una zona donde dominaba el uso de la Diatesaron (διὰ τεσσάρων) (año 170), aunque la introducción del canon de los Cuatro Evangelios en el Nuevo Testamento aprobado en el zona oriental de Antioquía no se puede fechar antes del siglo IV-V. El canon de los Cuatro Evangelios se estableció definitivamente en la época del obispo Rabbula († ca. 435) mediante una revisión exhaustiva de las tradiciones textuales de la Vetus Syra, y que dio lugar a la ܦܫܺܝܛܬܳܐ (Peshiṭto).

Bibliografía:

BLACK, Mathew, “The text of the Peshitta Tetraeuangelium”, en SEVENSTER, J.N. y UNNIK, W.C van (editores), Studio Paulina in Honorem Johannes de Zwaan septuagenarii, Haarlem: Bohn, 1953, 20-27; BROCK, Sebastian Paul, “Two Hitherto Unattested Passages of Old Syriac Gospels in Palimpsest from St Catherine’s Monastery, Sinai”, Δελτίο Βιβλικῶν Μελετῶν, 31A, p. 7-18 (citada por HAELEWIKC, cf siguiente cita); HAELEWYCK, Jean-Claude, «The Old Syriac Versions of the Gospels. A Status Quaestionis (From 1842 to the Present Day)», Babelao 8 (2019), 141-179; JUKKEL, Andreas, «Old Syriac Version Vetus Syra», en BROCK, Sebastian P., BUTTS, Aaron M., KIRAZ, George A., ROMPAY, Lucas van, Gorgias Encyclopedic Dictionary of The Syriac Heritage, Piscataway, NJ, USA: Gorgias Press, 2011.

Ver voces:

Cómo Citar:

MEOUCHI, Alberto. Diccionario Enciclopedico Maronita. Chihuahua, Mexico: iCharbel.editorial (2019). Sitio web: https://www.maronitas.org

© Diccionario Enciclopédico Maronita

® Eparquia de Nuestra Señora de los Mártires del Líbano